Cinco motivos por los que debes empezar a caminar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

beneficios-caminar
Hacer deporte y ejercicio físico es muy bueno. Pero no hay que olvidarse de que además de ir al gimnasio a realizar actividades dirigidas o tratamientos personalizados, hay que andar y estar en movimiento también a lo largo del día. Caminar es la mejor opción, sobre todo, cuando no se realiza ninguna otra actividad física. Y es que andar tiene muchos beneficios para la salud, sentirse mejor y para la belleza.

Los cinco motivos

Una de las principales razones por las que es conveniente caminar es porque se reduce el estrés, que no es nada beneficioso ni para la salud ni para el cabello ni la dermis porque pierden toda su vitalidad y brillo, de manera que tanto el pelo como el rostro parecen mucho más apagados y más cansados.

También es muy importante caminar porque ayuda a conciliar el sueño. Está comprobado que andar a diario reduce la probabilidad de padecer insomnio. Un hecho que es clave porque, aparte de sentirse mejor y más descansado tras dormir, la noche es el momento en el que se regenera la piel y hacen más efecto los productos de cosmética.

Caminar también ayuda a quemar la grasa porque es un ejercicio aeróbico, así como a tonificar el cuerpo, sobre todo, las piernas, vientre y caderas. Además, con el movimiento de los brazos al caminar también se puede trabajar la parte superior del cuerpo. En resumen, es un ejercicio bastante completo.

beneficios-caminar
Otra razón es que no hay excusas para no caminar porque se puede andar por cualquier parte: el parque, la calle, paseando al perro… y hacerlo a cualquier hora del día porque no se tiene que estar sometido a los horarios de actividades deportivas específicas. Y, por supuesto, es económico porque al hacerlo al aire libre no tienes que pagar ninguna cuota de gimnasio ni de centro deportivo o por el acceso a otras instalaciones. Solo es conveniente que tengas unas buenas zapatillas.

Y, finalmente, otro motivo más es que caminar ayuda a reducir las probabilidades de sufrir un infarto. Esta reducción se calcula en aproximadamente un 30% según los últimos estudios que se han realizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *