Cirugía de implante de pantorrillas


La cirugía estética nos permite corregir casi cualquier parte de nuestro cuerpo con la que no estamos satisfechos o que simplemente nos gustaría ver un poco mejor. La cirugía de implante de pantorrillas nos permite lograr ese objetivo si lo que queremos es dar más volumen a la pierna o mejorarla desde el punto de vista estético.

También se utiliza para la cirugía reparadora, para corregir las deformidades de las pantorrillas debidas a dolencias como la poliomielitis, malformaciones congénitas o en el caso de traumatismos. Puede hacerse en una o ambas piernas. También está indicada para quienes realizan actividad física intensa o musculación pero no logran desarrollar las piernas tanto como les gustaría.

La intervención dura aproximadamente una hora y, durante la misma, se realiza una incisión cercana al pliegue de la rodilla donde se colocará el implante de silicona para dar a la pierna la forma deseada. Se suele realizar con anestesia general o epidural y el paciente suele permanecer en la clínica durante 24 horas.

Al ser una operación quirúrgica, es necesario seguir una serie de pautas prequirúrgicas, como no tomar determinados medicamentos o dejar de fumar al menos durante tres semanas antes de la operación.

Tras la operación, será necesario mantener las piernas en reposo durante 24 horas y utilizar los vendajes elásticos que impiden que las prótesis se muevan. A la semana de la operación ya será posible hacer vida casi normal, aunque se debe evitar la actividad física intensa que pueda desplazar las prótesis.

La ventaja de esta cirugía es que los resultados son duraderos, y se logra un aumento de volumen en la zona de los gemelos, mejorando la forma de las piernas, dotándolas de mayor atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *