Combatir las arrugas del cuello y del escote


Si hay un signo indudable del paso del tiempo son las arrugas en nuestra piel. La mayoría de nosotras nos preocupamos sobre todo por las que aparecen alrededor de los labios o de los ojos, las famosas patas de gallo, y no es hasta un poco después cuando nos damos cuenta que nuestro cuello y nuestro escote también reflejan ese paso del tiempo. Por ello, para evitar esto, lo mejor es poner manos a la obra cuanto antes y aplicar tratamientos tanto para el rostro como para el cuello y el escote.

– Cuello: Las arrugas más comunes son aquellas que aparecen horizontalmente en el mismo, denominadas anillos anuales o de Venus y se deben sobre todo a los movimientos que hacemos con él y al hecho de que la piel del mismo está muy expuesta a las inclemencias meteorológicas.

Lo mejor para evitarlas es utilizar una crema específica para esta zona. También puedes aplicar la crema que utilizas habitualmente para tu rostro, aunque dado que la piel de esta zona es más fuerte que la del rostro, puedes utilizar sueros con más concentración de productos anti-aging o sérums reparadores. También es conveniente en invierno proteger esta zona con un pañuelo o una bufanda para evitar los efectos del frío.

Arrugas verticales en el escote: La pérdida de colágeno y elastina no se produce tan sólo en la piel del rostro, sino también en la piel que recubre esta zona, que es fina como la del rostro, provocando la aparición de arrugas verticales y de manchas debidas tanto al sol como a la edad. Podemos también extender la crema anti edad o hidratante que nos apliquemos en el rostro hasta esta zona o bien aplicar una crema específica, antiarrugas e hidratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *