Cómo aplicar las sombras de ojos


Uno de los pasos imprescindibles y más importantes para lograr un maquillaje perfecto es el momento de aplicar las sombras de ojos. Normalmente nos limitamos a jugar con los tonos más claros o más oscuros o un poco de iluminador, pero no prestamos mucha atención a la forma en la que nos las aplicamos. Y esto es muy importante, ya que de ello no sólo depende que estemos más guapas y radiantes sino que también podemos corregir la forma de nuestros ojos simplemente aplicando con destreza las sombras.

Si tienes los ojos muy juntos, debes aplicar el tono claro en la parte interna del párpado y el tono oscuro en el exterior, difuminándolo hacia las sienes. Es importante también que apliques el delineador desde la mitad del ojo hacia la parte exterior. De este modo tus ojos parecerán más separados.

Si por el contrario los tienes separados, el secreto para corregirlos es aplicar la sombra más más oscura sobre el párpado móvil y la sombra más clara bajo el arco de la ceja, difuminándola hacia arriba.

Si quieres hacer que tus ojos parezcan más grandes, evita las sombras en tonos muy oscuros y profundos, ya que hacen parecer los ojos más pequeños. Aplica un poco de iluminador en el centro del párpado móvil y la sombra más oscura en el ángulo más externo del párpado.

Para disimular los ojos saltones aplica la sombra más clara sobre el párpado móvil y la oscura a lo largo del pliegue del mismo en la órbita del ojo. No te aplique sombras perladas, ya que crearán la ilusión de que tienes los ojos más grandes.

Finalmente, si quieres dar un toque oblicuo a tus ojos, aplica la sombra más clara en el interior del párpado, y aplica la más oscura en el borde del párpado, difuminándolo hacia la parte exterior del ojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *