Cómo arreglar un flequillo demasiado corto


Tanto si te cortas el flequillo tú misma en casa como si pides que te lo corten en la peluquería, puede ocurrir que, intentando igualarlo, el flequillo quede demasiado corto y, en lugar de un mechón que cae graciosamente sobre tu frente se convierta en un mechón de punta o a un lado de tu cabello que hace de todo menos favorecer tu imagen.

La mejor solución, por supuesto, es esperar a que el flequillo crezca, pero mientras tanto, a menos que nos vaya la estética punk o Emo, existen una serie de trucos para disimularlo y mejorar tu aspecto.

Gomina o gel fijador

Aunque se haya quedado demasiado corto, siempre podemos moldearlo con gomina o gel, especialmente si tenemos el cabello corto. Aplica un poco de producto en el flequillo y con la mano péinalo hacia el lado que más te guste o mejor se adapte a tu rostro, a la derecha o a la izquierda. Cogiendo pequeños mechones entre el índice y el pulgar y dando toques rápidos, lograrás darle un poco de estilo y movimiento al flequillo y si ha quedado realmente corto, aplástalo ligeramente contra la frente, también hacia un lado o a otro.

De ese modo, tu rostro quedará despejado y el flequillo te dará un aire más juvenil y desenfadado. Ten cuidado de no utilizar demasiado producto ya que puede apelmazarse y resultarte muy difícil darle forma.

Cintas o bandas


También puedes disimular el flequillo muy corto utilizando bandas para el cabello que cubren el nacimiento de éste hasta media cabeza, de forma que toda la parte delantera del pelo queda recogida bajo ellas. Si no es un look adecuado por tu trabajo puedes intentar sujetar el flequillo con una cinta o diadema.

Flequillo postizo

Si no encuentras arreglo por ningún lado, puedes utilizar un flequillo postizo del mismo tono de tu cabello hasta que éste vuelva a crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *