Cómo conseguir un alisado perfecto con la plancha


Alisar nuestro cabello es mucho más sencillo desde que tenemos a nuestra disposición las planchas para el cabello. De este modo, si tenemos el pelo rizado u ondulado, podemos cambiar de look a una melena lisa siempre que nos apetezca. El problema es que el resultado que obtenemos no siempre es el que esperábamos. O bien la melena no se alisa tal cómo nos gustaría o el alisado que logramos apenas nos dura un par de horas, con lo cual todo el esfuerzo que hemos invertido en ello no ha servido para nada.

Para que esto no te ocurra, aquí te dejamos una serie de consejos sencillos que te van a permitir lograr un alisado perfecto con la plancha:

– Dado que utilizar la plancha supone someter tu cabello a temperaturas muy altas, para protegerlo lo más aconsejable es utilizar planchas con placas de cerámica o de iones. También debes prestar atención a los productos para lavar y acondicionar tu cabello, utilizando algún champú que proteja y fortalezca tu cabello al mismo tiempo.

– Cuando vayamos a alisar el cabello, debemos asegurarnos de que está totalmente seco. De lo contrario, se quemará con mayor facilidad y se esponjará, con lo que nos resultará casi imposible peinarlo después.

Desenreda bien el cabello antes de comenzar y elige la temperatura adecuada de la plancha. Si tu cabello es grueso, deberá ser más alta que si lo tienes fino.

– A continuación separa el pelo en mechones delgados y pasa la plancha por cada uno de ellos. Hazlo despacio, pero haciendo cada mechón de una vez. Puedes girar la plancha al final de cada mechón para darle un poco de movimiento a tu melena. Recuerda que debes esperar a que un mechón se haya enfriado totalmente para pasar al siguiente.

De este modo tu alisado será perfecto y duradero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *