Tips para evitar que la plancha te queme el cabello


Si tenemos el cabello rizado u ondulado y queremos cambiar rápidamente de look, nada mejor que hacernos un alisado con la plancha. Sin embargo, si la utilizamos demasiado frecuentemente o de forma incorrecta, podemos terminar con el cabello estropeado e incluso quemado, perdiendo la salud y la belleza de nuestro cabello. Para que esto no te ocurra, aquí te dejamos unos consejos para utilizar la plancha sin quemarte el cabello:

– Cada vez que utilizas la plancha tu pelo resulta un poco dañado. Para evitar que esto se acumule, es importante utilizar de forma habitual un sérum reparador dejándolo actuar en el cabello durante al menos media hora. De ese modo, tu cabello quedará protegido ante el uso de la plancha.

– No utilices la plancha todos los días. Lo mejor es dejar pasar un par de días entre alisado y alisado para permitir que tu cabello se recupere.

– Elige una plancha en la que puedas regular la temperatura y, a la hora de utilizarla, selecciona la menor temperatura posible que te permita alisar el cabello. En cualquier caso, nunca debes utilizar la plancha a una temperatura superior a los 200 grados, ya que tu cabello resultaría quemado.

– Cuando vayas a utilizar la plancha, es esencial que el cabello esté bien desenredado, limpio y totalmente seco. De este modo, además de evitar que se te queme, también impedirás que se esponje. Aplica a tu cabello un producto que le proteja del calor o un champú fortificante.

– Mientras te alisas el cabello, es importante que, una vez que pases la plancha por un mechón, esperes a que se enfríe y vuelvas a pasarla, hasta lograr que quede totalmente liso. Tardarás un poco más, pero cuidarás más tu pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *