Cómo cortarte las puntas abiertas tú misma


Uno de los problemas que más afectan a la belleza y salud de nuestro cabello son las puntas abiertas. Sin embargo, no siempre tenemos el tiempo para ir con la debida periodicidad a la peluquería para tratar este problema y sanear nuestro cabello. Si este es nuestro caso, podemos solucionarlo cortándonos nosotras mismas las puntas en casa.

Hacerlo es bastante sencillo, y sólo vas a necesitar una goma de pelo, unas tijeras específicas para el cabello que estén bien afiladas (si utilizas unas multiuso puedes dañarte el pelo) y un peine de dientes separados para desenredar el cabello con facilidad y conseguir mejores resultados.

Puedes cortarte las puntas con el cabello húmedo o seco, según prefieras. Lo que sí es muy importante es que lo desenredes perfectamente antes de comenzar, para lograr que el corte quede homogéneo. Siéntate en un lugar con buena iluminación y con un espejo.

A continuación toma un mechón de cabello y recórrelo con el dedo hasta que quede a un centímetro o centímetro y medio del final del cabello. Gíralo hacia ti y podrás ver las puntas abiertas. Coge las tijeras y mantenlas perpendiculares al cabello y, situando la tijera más o menos a medio centímetro de donde se abren las puntas, córtalas. De este modo, te asegurarás de eliminar totalmente todas las puntas abiertas. Hazlo despacio y tomando mechones pequeños de cabello para que puedas controlar el resultado.

Mechón a mechón, corta todas las puntas abiertas. La primera vez te llevará bastante tiempo y te costará manejar el pelo y las tijeras a la vez, pero con la práctica cada vez te resultará más sencillo. Haciéndolo de forma regular, más o menos cada dos meses, tu cabello estará siempre perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *