Mascarillas naturales para evitar las puntas abiertas


En verano, nuestro cabello está especialmente expuesto a las agresiones externas. El sol, el cloro de las piscinas, la sal del mar o el sudor debido a gorras y sombreros hacen que el pelo se reseque y se dañe, facilitando la aparición de las puntas abiertas.

Para evitarlas, a menos que deseemos realizarnos un corte de pelo, lo mejor es utilizar una serie de remedios naturales que nos ayuden a retrasar su aparición, al tiempo que cuidan nuestro cabello protegiéndolo de los agentes externos:

Melaza: Para prepararlo necesitas una cucharada de melaza, tres cucharadas de aceite de almendras dulce y una yema de huevo. Comienza mezclando en un recipiente la melaza y la yema hasta que obtengas una consistencia espesa. Añade entonces el aceite y remuévelo todo bien hasta lograr una mezcla homogénea. Debes aplicar esta preparación después de lavarte el cabello con el champú, insistiendo sobre todo en las puntas. Cúbrete la cabeza con una toalla y deja actuar durante veinte minutos para terminar aclarándote con abundante agua para eliminar cualquier residuo.

Aguacate: En un recipiente pon a calentar dos cucharadas de aceite de aguacate, dos de aceite de oliva y dos de coco hasta que se mezclen con facilidad y totalmente. Apaga entonces el fuego y deja enfriar la mezcla. Cuando esté a temperatura ambiente añade dos cucharadas de piel y aplícala en las puntas durante quince minutos. Finalmente sólo tienes que aclararte bien el cabello. Este remedio no sólo te ayudará a evitar las puntas abiertas, sino que, si tu pelo es débil y se cae con facilidad, también te ayudará a combatir la caída del mismo.

Manzanilla: Prepara una infusión de manzanilla y déjala enfriar hasta que esté tibia. Aplícala entonces sobre las puntas del cabello, en seco, durante 20 minutos y aclárate con mucha agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *