Cómo depilarse con azúcar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A la cera, el láser, las cuchillas de afeitar y las pinzas de depilar les ha salido otro competidor: el azúcar. Puede que al principio te muestres un poco incrédula si te decimos que con este producto alimenticio también te puedes depilar y obtener unos resultados asombrosos. Así es. En España y en los países occidentales no se suele emplear el azúcar para depilarse, pero se trata de una técnica muy antigua y barata que a día de hoy siguen utilizando las mujeres de Oriente Medio para quitarse el vello.

La depilación con azúcar es una técnica casera para quitar los pelos. Tiene muchos beneficios para la piel. Uno de ellos es que a diferencia de otras técnicas más agresivas como la cera, el azúcar no irrita la zona que se ha depilado. Por lo tanto, es idónea para las áreas del bikini, las axilas o las piernas.

Ingredientes y preparación

Los ingredientes de este almíbar depilatorio son dos tazas de azúcar blanca o morena, 3 cucharadas de zumo de limón y 3 cucharadas de agua.

A continuación, coloca los ingredientes en una cacerola, enciende el fuego y mézclalos constantemente para que el azúcar se diluya. Una vez empiece a hervir, baja el fuego y sigue mezclando los ingredientes durante 15 minutos más. El almíbar estará listo cuando llegue a un color dorado. Retira la cacerola del fuego y deja enfriar la mezcla un poco.

Aplicar el azúcar sobre la piel

Antes de aplicar la cera debes preparar bien la zona a depilar. Échate talcos de bebé para limpiar la piel. Úntate las manos con un poco de aceite para evitar que la cera de azúcar se te pegue demasiado y no puedas quitártela luego. Acto seguido, aplica una fina capa de cera sobre la piel y retírala de un tirón; con decisión.

El resultado será una piel suave y sin signos de irritación, a diferencia de lo que sí ocurre con la cera convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *