Cuatro falsos mitos de la depilación con cuchilla

depilacion-cuchilla
Con la llegada del buen tiempo, se prescinde de las medias tupidas y de los pantalones y se tiende a lucir más vestidos, faldas y shorts. Esto requiere ir siempre bien depilada. Y, aunque hay muchos métodos de depilación que son efectivos, uno de los que más se sigue empleando hoy en día es la maquinilla o cuchilla, ya que permite estar lista en poco tiempo, además de lucir unas piernas libres de vello cuando se necesita. Sin embargo, es un método de depilación que también genera algunos rechazos. Aquí te contamos cuatro falsos mitos para que no tengas ningún temor en depilarte con la cuchilla.

Quitar el vello

Una de las falsas creencias que está más extendida es que depilarse con la cuchilla o maquinilla, como se suele llamar ahora, hace crecer más el pelo. Esto no es cierto. La cantidad de pelo que se tiene y su color depende de la genética de cada mujer.

Lo que sucede es que puede dar la sensación de que nace más vello porque, al cortarse, nacen todos al mismo tiempo. Tampoco es cierto que nazca más fuerte, sino que al tocar todas las puntas del pelo, se genera una sensación de mayor fortaleza.

Tampoco es cierto que por hacer más presión con la maquinilla se vaya a apurar más el vello. No es así. Hay que tener en cuenta que solo se puede cortar el pelo que asoma y que está fuera de la piel por lo que de nada sirve presionar más. Incluso, podría decirse que es contraproducente porque lo que puede suceder es que se irrite más la dermis.

depilacion-cuchilla

Daños sobre la piel

Dentro de los falsos mitos, otro de los que más corren de boca en boca es que la depilación con maquinilla daña más la piel que otros métodos. No tiene por qué ser así. Si se hace una depilación sin presionar la dermis, no hay ningún tipo de problema.

Además, tampoco es cierto que depilarse todos los días sea perjudicial par la piel. Más bien todo lo contrario porque la cuchilla tiene un efecto exfoliante, pero siempre que se pase sin presionar y de una manera suave y adecuada. De esta manera, se pueden tener unas piernas más suaves e ir siempre bien depilada sin que haya ni rastro de vello.

Y, ¿qué sucede si se tiene la piel morena ya por el sol? Tampoco hay problema. La maquinilla no quita el moreno ni va hacer que se vaya antes el bronceado. Incluso, es posible beneficiar a la dermis en este caso, ya que la depilación frecuente con este método hace que se borre la capa superior de la piel que es más escamosa y, por lo tanto, que se luzca un moreno más uniforme.

Artículos relacionados:

Consejos para evitar daños en la piel con la depilación

Las claves de la depilación con cuchilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *