Cómo eliminar manchas en la piel


Nuestra piel es nuestra mayor protección frente a las agresiones externas y tenemos que cuidarla pero, también, es un reflejo de nuestra salud y, como no, de nuestra belleza. En nuestro rostro se puede leer el paso del tiempo y también cómo tratamos a nuestra piel.

Algunos signos son muy habituales, como las arrugas, y casi imposibles de evitar pero, otros, como las manchas en la piel, a las que muchas veces no le damos al importancia que debiéramos, no suelen tratarse de manera eficaz pese a haber muchos productos especializados. Hoy os traigo algunos consejos sobre cómo eliminar esas manchas que restan luminosidad y salud al aspecto de nuestra piel.

Las manchas, un reflejo de nuestra edad

Aunque no es únicamente un signo de envejecimiento pues muchas pieles jóvenes presentan esta alteración, muchas veces provocadas por factores externos, las manchas en la piel representan un envejecimiento de la piel.

Nuestra piel está compuesta de células cuya regeneración se va ralentizando con el paso del tiempo, no sólo como consecuencia natural de su evolución sino también por los diferentes factores externos que inciden en ella de forma diaria, como la contaminación, los rayos solares, el estrés o la falta de sueño.


La piel se va afinando con los años y por eso la barrera que la protege de todo esto necesita más ayuda conforme van pasando los años. Las manchas en la piel, como las arrugas, son un síntoma de una mala protección y cuidado de nuestra piel.

Si el problema está muy extendido y persiste incluso tras las primeras semanas de tratamientos con productos adecuados, es aconsejable acudir a un dermatólogo que, en caso de necesidad os derivará a un especialista en estética.

Láser y evolución

La innovación y evolución de las tecnologías permite someterse a tratamientos que erradican las manchas de forma permanente. Aunque está más indicado para alteraciones de la epidermis más extendidas, el tratamiento con láser es uno de lo más utilizados a la hora de erradicar este problema.

Existen diversos tratamientos con láser que erradican las manchas en tan sólo una sesión, como es el caso del láser Q-Switched que elimina la micropigmentación de la piel haciendo que en una sola sesión desaparezcan las manchas. También se puede utilizar la IPL (o luz pulsada) pero requiere algunas sesiones más.


Cualquiera de estos tratamientos requiere un reconocimiento previo de la piel y realizarse en centros médicos especializados en estética. Se realizan sin anestesia y requieren muchísima hidratación los días posteriores. En el primer caso la piel tratada acaba desprendiéndose a los 7 u 8 días mientras que en el segundo las manchas van aclarándose a medida que el tratamiento avanza.

El poder de la cosmética

Cada vez se desarrollan más productos específicos para este tipo de alteraciones de la piel. Casi todas las marcas tiene algún producto que previene la aparición de estas manchas o que las hace desaparecer o, al menos, no tan evidentes.

Mi recomendación es apostar por productos adecuados al tipo de piel y manchas que tengas. Por eso, es recomendable acudir a tu esteticista habitual y que te recomiendo un tipo de tratamiento concreto. Puede tratarse de un serum de despigmentación, un iluminador que contrarreste las manchas al tiempo que protege o un producto específico que blanquee y equilibre la piel.

Si no tienes esteticista acude a tu farmacia habitual y pide que te recomienden algún producto farmacéutico pues, un tratamiento muy localizado puede ser la mejor solución. Además existen varios remedios naturales que, aunque no serán milagrosos, te ayudarán a reducir las manchas. Una mascarilla de perejil y pepino aplicada en las zonas afectadas una vez por semana te ayudará a equilibrar tu piel y a reducir las manchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *