Cómo evitar brillos al maquillarte


Si tenemos la piel grasa, es habitual que, al poco de habernos maquillado, en nuestro rostro comienzan a aparecer brillos que dan al traste con ese acabado perfecto del maquillaje que habías conseguido, al tiempo que la producción natural de grasa de la piel hace que el maquillaje se adhiera menos y sea más duradero, por lo que es habitual tenernos que estar retocando casi de forma continua.

El problema es que después de muchos retoques, nuestro rostro deja de parecer natural y adquiere una apariencia acartonada, además de que la acumulación de productos impide respirar a nuestra piel, con lo que es más probable que aparezcan granos y espinillas.

Para conseguir eliminar esos brillos y que nuestro maquillaje dure más, es imprescindible que mantengamos la piel lo más limpia e hidratada posible, limpiando e hidratando la piel de forma diaria, siempre con productos adecuados a nuestro tipo de cutis, con productos no grasos y siempre aplicando tan sólo una pequeña cantidad para evitar que se forme una muy gruesa de producto.

En lo que respecta a la base, lo mejor es elegir una satinada y mate, que dará un acabado uniforme al rostro. Evita siempre las bases que contengan aceite, ya que harán que aparezcan antes los brillos. Aplica también una pequeña cantidad y extiéndela bien. Sobre la zona T, aplica polvos translúcidos.

Si es una ocasión especial, puedes aplicar con un algodón una pequeña cantidad de polvos de talco que absorberán la grasa y evitarán los brillos. No abuses, ya que de hacerlo tu cutis se volverá más graso. También podemos utilizar una loción de arroz dos veces al día sobre el rostro, ya que su contenido en tocotrienoles ayudan a regular la secreción de las glándulas sebáceas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *