Cómo ponerte las uñas de gel en casa


Unas uñas largas y bien cuidadas nos ayudan a tener unas manos más bonitas, algo muy difícil de conseguir si nos las mordemos o si no tenemos tiempo suficiente para cuidarlas como es debido. Afortunadamente, existen accesorios como las uñas de gel o las uñas de porcelana que nos van a ayudar lucir unas uñas bonitas que nos ayuden a ir a la moda.

Si quieres probar las uñas de gel, puedes hacerlo tú misma en casa, siguiendo unos sencillos pasos:

Lo primero es preparar las uñas, cortándolas lo más al borde posible si las tienes largas (sin hacerte daño ni sangre, eso sí), siempre respetando la forma natural de la uña. A continuación, retira las cutículas con un palito de naranjo y elimínalas cuidadosamente para que la adherencia de las uñas de gel sea mejor. Después debes limpiar cuidadosamente las uñas con un desinfectante para eliminar las bacterias que pueda haber en las mismas.

El siguiente paso limar las uñas de gel. Límalas según el tamaño y la forma que prefieras, dándole forma con la lima arriba y a los lados.

Después aplica un poco de adhesivo especial para uñas de gel en las uñas postizas para pegarlas sobre las uñas naturales. Colócalas en un ángulo de 45 grados sobre la uña natural y bájalas, ejerciendo una presión leve para que se adhieran totalmente.

Si tienes lámpara para uñas de gel, cuando hayas terminado de colocarlas, aplica una capa fina de gel en cada una y coloca la mano bajo la lámpara durante dos minutos. Si no tienes, utiliza una capa de gel sin lámpara con el que rociarás las uñas.

Finalmente límpiate las uñas de gel con un papel de celulosa y alcohol. Ya sólo te queda aplicar un esmalte base y elegir el diseño que más te guste para pintar tus uñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.