Cómo quitarse las uñas de gel en casa


Si no tienes tiempo para ir a que te hagan la manicura, tus uñas son frágiles y se rompen con facilidad o tienes el hábito de mordértelas, las uñas de gel son una excelente opción para poder lucir unas manos bonitas y bien cuidadas, especialmente por su gran parecido con las uñas reales, y puedes pintarlas y decorarlas según tus gustos.

El problema es que a menudo debemos ir al salón de belleza para que nos las quiten, ya que se adhieren a las uñas reales con un adhesivo especial. Para evitar esto, podemos aprender a quitárnoslas en casa:

Debes hacerlo en una habituación bien ventilada, ya que la acetona aplicada sobre las uñas de gel produce vapores que pueden causar dolor de cabeza o náuseas si lo hacemos en un lugar muy cerrado. Para quitarlas vas a necesitar una lima de uñas de grano mediano, un quita esmalte, un recipiente pequeño de vidrio, un palillo de naranjo, un pulidor y un aceite acondicionador de uñas.

Comienza eliminando el esmalte de las uñas por completo. A continuación sumerge las uñas en el recipiente de vidrio en el que previamente habrás echado un poco de quita esmalte de uñas de acetato.

Sumerge las manos durante 5 a 10 minutos, hasta que notes que las uñas están flexibles y pegajosas, momento en el que puedes retirarlas.

Para quitarlas, puedes bien tirar de ellas con suavidad o utilizar un palito de naranjo, siempre desde el borde hacia el centro de la uña, una cada vez. Si no se separa bien, vuelve a sumergirla en el bol con quitaesmalte, ya que si tiras con demasiada fuerza puedes dañar la uña natural.

Para terminar, aplica un poco de quita esmalte en tus uñas para eliminar cualquier residuo y púlelas para eliminar cualquier aspereza o borde y un poco de aceite acondicionador sobre ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *