Cómo quitar un pelo infectado


La extracción de un pelo infectado no es difícil pero requiere una preparación de la piel y un cuidado posterior para que este problema no vuelva a suceder. Si el pelo está infectado lo notarás rápidamente, ya que la zona se te inflamará. Ten cuidado al intentar quitar ese pelo, la zona está más sensible y puedes sentir un poco de dolor.

Arrancar ese pelo infectado no es difícil y sólo te llevará unos minutos eliminarlo de raíz. Intenta seguir los siguientes pasos para que todo salga lo mejor posible.

Limpia la zona afectada. Use un limpiador suave para eliminar la suciedad de la superficie de la piel y los desechos.

-Aplica un poco de calor. Toma una ducha, un baño caliente o aplica un paño tibio sobre la zona durante unos cinco minutos. El calor ayuda a suavizar la piel y a relajar el folículo piloso.


-Si no te duele o te molesta demasiado, intenta exfoliar la zona. Utiliza un exfoliador no demasiado compacto. Aplícalo por la zona realizando pequeños círculos y luego lava la zona para que no quede ningún resto

-Ayúdate con un algodón tensando la piel y con tus pinzas tira del pelo en sentido opuesto al de su nacimiento. Realiza este paso con decisión para que el pelo ni se rompa.

-Tus pinzas son importantes. Además de desinfectarlas (algodón y alcohol) antes de realizar este proceso intenta no rascar con su punta en la zona del pelo para intentar sacarlo con mayor facilidad.

Desinfecta la zona. Una vez terminado este proceso, coge otro trocito de algodón y limpia suavemente la zona para que no se vuelva a infectar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *