Consejos para utilizar pelucas


Muchas mujeres, a veces, debemos o queremos utilizar pelucas. Bien porque queramos hacer un cambio look radical, porque tangamos problemas con el pelo natural o debido a la caída del cabello por tratamientos médicos o por la genética, la peluca nos brinda la oportunidad de seguir estando guapas aunque tengamos problemas con nuestro pelo.

En cuanto a los tipos de pelucas, las podemos encontrar naturales o sintéticas. Las más aconsejables son las naturales, aunque si te decantas por las sintéticas, elige una de alta calidad, que lograr parecer totalmente naturales.

Según los expertos, cuando te decidas a comprarte una peluca, es conveniente medirlas, ya que normalmente necesitan pequeños ajustes para que se adapten bien a tu cabeza y no se caigan o se muevan con facilidad y, de ese modo, puedas despreocuparte de ella.

En cuanto al color de la peluca, debe ser apropiado para el color de tu piel, igual que los tintes para el cabello. Si no encuentras el color ideal para ti, puedes comprar una de pelo natural y teñirla. El corte de la peluca, igual que el del cabello, también deben ajustarse a tus facciones.

Para colocarla, el frente de la peluca debe ajustarse a la raya natural donde nace tu cabello, más o menos cuatro dedos por encima de tus cejas. Después, coloca la peluca de de tal manera que la parte de atrás se encuentre la zona donde nace tu cabello detrás de tu cabeza. La mayoría de las pelucas tienen lengüetas de velcro ajustables en la parte de atrás, de forma que puedas ajustarla perfectamente. También tienen lengüetas a la altura de las orejas, para que asegures la peluca a tu cara y evites que se mueva.

Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *