Cuida el escote en cuatro pasos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

cuidados escote
El escote es una de las partes del cuerpo que menos se cuida y que forma parte de las zonas más olvidadas. Y, aunque en invierno, se luce menos, el verano es una época del año en la que se deja ver más por los escotes de los vestidos o camisetas y por lucir bikini o bañador. Aunque siempre lo recomendable es hacer los cuidados todo el año, nunca es tarde para comenzar y aún se puede conseguir lucirlo perfecto.

Los pasos

Como cualquier parte del cuerpo, el escote tiene que exfoliarse. Es suficiente con aplicar una crema o gel exfoliante una vez al mes. Pero, además, en la ducha diaria hay que seguir con la adecuada higiene de la piel de esta zona del cuerpo, siendo conveniente utilizar guantes de exfoliación suaves para no alterar la piel ni el manto hidrolipídico.

La hidratación es otra de las claves para lucir un escote perfecto. En este caso, lo recomendable es que se aplique la crema hidratante a diario tras limpiar la piel, además de no olvidarse de beber agua para que el cuerpo también esté hidratado por dentro.

cuidados escote
Los cuidados con las cremas no acaban aquí porque siempre, aunque sea invierno o solo se vaya por la calle, se tiene que proteger del sol. El objetivo es mantener la piel en buen estado y evitar la aparición de manchas y de arrugas. Así que hay que poner protección solar específica para esta parte del cuerpo, que tiene la piel más sensible, y optar por un alto factor protector.

Y, finalmente, no hay que olvidarse de tonificar la zona para que la gravedad no afecte al pecho ni a la musculatura de esta parte del cuerpo. Además de hacer algunos ejercicios específicos, un buen hábito es mantener siempre la espalda erguida y utilizar tirantes con sujetadores anchos para que no se claven y dejen marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *