Cuidados del cabello muy graso


Tener el cabello graso es un problema y lo es aún más si ese exceso de grasa es muy notorio, ya que raramente podrá tener nuestro cabello el aspecto que nos gustaría. Muy al contrario, suele aparecer apelmazado y sin movimiento, y rápidamente adquiere un aspecto sucio aunque haga poco que nos lo hemos lavado. Este tipo de cabello puede llegar a resultar desesperante, pero existen modos de hacerse con él:

– Si no sabes muy bien cómo tratar el exceso de grasa, puedes hacerte un moldeado o una permanente, o aplicarte una base de reflejos de dos colores. La ventaja de todos estos tratamientos para el cabello es que resecan bastante la raíz del mismo, por lo que, al tiempo que mejoran el aspecto de tu melena, te ayudan a controlar la grasa.

– Es necesario que mantengas mucha higiene, por lo que resulta imprescindible lavarlo frecuentemente para que la grasa no desluzca la belleza de tu cabello. Sin embargo, cuando lo laves, no debes masajearte el cuero cabelludo con fuerza, porque esto provocaría la aparición de más grasa.

– No te laves el pelo con agua caliente, ya que lo reseca y, en respuesta, producirá más grasa. El agua fría estimula el riego sanguíneo y también puede contribuir a la aparición de la grasa, por lo que lo mejor es que te laves el cabello con agua tibia tirando a fría.

No te olvides de hidratarlo. Normalmente las mujeres que tienen este tipo de cabello piensan que, dado que tiene grasa, no es necesario hidratarlo, pero no es así ya que la polución y otros agentes resecan mucho el cabello, por lo que debes utilizar crema hidratante, pero siempre tomando la precaución de aplicarla sólo en las puntas, sin hacerlo en la raíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *