Cuidados específicos para la piel en invierno

cuidados piel invierno
La piel nota rápidamente los cambios de tiempo y la llegada del frío. Sin embargo, en esta época del año no es imposible lucir una piel resplandeciente y preciosa. Eso sí, hay que prestar más atención a los cuidados. ¿Cuál es la rutina a seguir? Continúa leyendo porque te damos las claves para que tengas una piel radiante.

Cuidados

La hidratación siempre es importante, pero más todavía en esta época del año. Es fundamental utilizar una crema hidratante justo después del baño o de la ducha, que tiene que aplicarse cuando la piel todavía está húmeda para evitar su deshidratación.

Además, es un buen momento para aprovechar para dar un masaje por el cuerpo teniendo que hacerlo en dirección ascendente para mejorar la circulación y oxigenar la piel.

En el rostro, la hidratación y la nutrición igualmente son imprescindibles, así como todos los rituales de belleza que sigas y que son recomendables habitualmente como la exfoliación, las mascarillas… En todo momento, hay que evitar utilizar productos que sean muy agresivos. En el caso de las cremas hidratantes y nutritivas es importante llevarlas siempre en el bolso para ir aplicándolas a lo largo del día y evitar la sequedad de la piel, incluso en partes del cuerpo como las manos.

cuidados  piel  invierno
Beber agua es otro de los hábitos que debes adoptar en el día a día. Aunque se tiende a pesar que es más adecuado para el verano por el calor, lo cierto es que la piel también necesita agua en invierno. Si no te apetece beberla por el frío, prueba con infusiones o bien aumentado la ingesta en la dieta diaria de alimentos que tienen un alto contenido de agua como es el caso de la fruta y de la verdura. Estos productos tienen, además, un valor añadido: tienen nutrientes que son claves para que la piel se mantengan en buen estado.

Entre los mejores alimentos que puedes consumir se encuentran las verduras de hoja que son de color verde oscuro, así como las frutas del bosque, ya que además tienen un importante poder antioxidante. También es aconsejable incorporar el pescado azul por su contenido en ácidos grasos esenciales, que favorecen la nutrición y protección de la piel.

Y, finalmente, no te olvides de practicar ejercicio con regularidad para trabajar el músculo y activar la circulación, lo que contribuye a un mejor aspecto de la piel porque se eliminan toxinas y se aporta más oxígeno y nutrientes a las células.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *