Cuidados para el cutis graso


El cutis graso es aquel cuyas glándulas sebáceas producen demasiada grasa, lo cual a la larga obstruye los poros y provoca la aparición de los granos y los puntos negros. Además, esa misma grasa hace que brillen zonas de la piel en las mejillas o la nariz. Sin embargo, siguiendo unos pequeños consejos conseguirás una piel brillante y libre de granos y puntos negros:

Desmaquíllate todas las noches, incluso aunque no te hayas maquillado. Utiliza un tónico sin alcochol para eliminar la suciedad de tu rostro. Esto es esencial porque impedirá que se obstruyan los poros.

– Debes ser muy metódica con el cuidado de la piel de tu rostro y lavarte por la mañana y por la noche con un jabón con PH neutro o específico para cutis grasos.

– Utiliza cosméticos libres de aceites.

– Si tienes puntos negros o espinillas, no te los toques ni intentes eliminarlos. Con una limpieza correcta terminarán por desaparecer.

– Practica algún deporte, ya que al sudar elminas impurezas que, de otra forma, serán secretadas por las glándulas sebáceas.

Restringe todo lo que puedas el consumo de carne y productos grasos en tu dieta y aumenta el de frutas y verduras. Pero, aunque los restrinjas, no renuncies a ningún tipo de alimento.

– En la medida que puedas, evita las situaciones de estress o ansiedad, que alteran el equilibrio del cuerpo y contribuyen al aumento de grasa.

– Haz una exfoliación de la piel cada dos semanas.

Una vez a la semana aplícate una mascarilla casera. Debes aplicártela después de haber limpiado tu cutis con jabón y haberte aplicado un tónico sin alcohol. Si puedes aplicártela durante el baño, cuando tus poros estén completamente abiertos, lograrás que el producto sea mucho más eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *