Cuidar la piel en primavera


La primavera siempre nos marca el comienzo del buen tiempo, por lo que es la época perfecta del año para comenzar a preocuparnos por los futuros baños de sol a los que, no en demasiado tiempo, se va ver expuesta nuestra piel. Con algunos pequeños cambios rápidos, se puede preparar la piel para esta cálida estación.

1. Comenzaremos a utilizar una crema protectora solar. Probablemente no prestamos mucha atención en primavera a la protección de nuestra piel, pero es necesario comenzar ya a protegernos.
El uso de protector solar con regularidad nos ayudará a que nuestra piel no se vea tan afectada por los primeros rayos de sol, produciéndonos quemaduras. Comenzaremos con una protección solar no excesivamente alta. Además buscaremos la más idónea para nuestro tipo de piel, ya que nos puede producir la aparición de granito por exceso de grasa, o todo lo contrario, secarnos la piel.

2. Cambiaremos nuestra crema hidratante, si es necesario.
En invierno se suelen utilizar cremas hidratantes más compactas para evitar la sequedad del invierno, así que ahora pasaremos a utilizar productos más ligeros.

3. Volver a una rutina diaria del cuidado de la piel, si la hemos perdido durante el invierno, es imprescindible. No nos preocuparemos demasiado puesto que en este proceso no tenemos por que perder demasiado tiempo, ni tampoco comprar una tonelada de productos. Sólo nos llevará unos minutos al día limpiar nuestra piel, exfoliar (de vez en cuando), aplicar los tratamientos que llevemos con regularidad (problemas de acné), e hidratar. Una rutina diaria permitirá que nuestra piel presente mejor aspecto.

Consejos, Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *