Ejercicios para tener el pecho más firme

pecho firme
El pecho es una de las zonas más delicadas de una mujer. Con el paso del tiempo puede perder tonicidad, aunque no es el único motivo. Los cambios hormonales, el embarazo, la lactancia o adelgazar y engordar para volver a perder peso sucesivamente suelen ser factores, entre otros, que tienen malas consecuencias en la piel de esta zona. Sin embargo, se puede poner remedio. Con dos sencillos ejercicios notarás que está más firme.

Los ejercicios

Estos dos ejercicios están especialmente indicados para prevenir la caída del pecho, aunque también son muy útiles sí ya has empezado a notar que pierde tonicidad. En el caso de tener los senos muy caídos, te pueden ayudar algo, pero no notarás tanto resultado. No nos vamos a engañar.

Los dos ejercicios los puedes hacer en casa tranquilamente en pocos minutos. Como siempre de cada uno de ellos hay que repetirlo 15 veces en tres series. Y, mejor, si llevamos ropa cómoda.

pecho firme
El primero de ellos consiste en poner los brazos doblados por el codo a la altura del pecho, de manera que las manos queden unidas por las palmas y justo delante de los senos. Desde esta posición tienes que apretar las dos manos haciendo presión y notarás como la zona de los pectorales se contrae y vuelve a retrotraerse cuando se deja de hacer la presión. El movimiento tiene que acompañarse de inspiraciones cuando notas que se contrae el pecho y de expiraciones al dejarse de sentir la presión.

El otro ejercicio es parecido. También tienes que doblar los brazos por los codos y colocarlos frente a los senos, pero en esta ocasión tienes que unirlos por los antebrazos, de manera que queden juntos en posición vertical desde el codo hasta la mano, teniéndose que juntar también las palmas. En esa posición, tienes que coger aire y abrir los brazos hasta llevar cada uno de ellos hacia el cuerpo formando con él una cruz, pero sin dejar de doblar los codos y que el antebrazo quede en posición vertical. Hay que mantener siempre esa posición para luego volver expirando hacia la posición de partida. También notarás que el pecho se contrae. Si tienes algunas pesas, puedes ayudarte con ellas para hacer el movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *