Ejercicios para trabajar la zona lumbar y reducir cadera

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

ejercicios lumbares
La zona lumbar muchas veces es la gran olvidada del cuerpo, a pesar de que en ella y en la parte alta de la cadera suele acumularse también grasa, lo que contribuye a que se tenga más cintura. Es un área que no es fácil siempre de trabajar de forma específica, pero sí hay algunos ejercicios que te pueden ayudar a reforzarla y a reducir volumen.

Los ejercicios

Como siempre que hacemos ejercicio en casa, lo primero es ponerse ropa cómoda y buscar un sitio en el hogar en el que dispongamos de espacio. Si se tiene una colchoneta de gimnasia, hay que ponerla sobre el suelo porque hay que tumbarse. En el caso contrario, no pasa nada porque también se pueden hacer estas actividades sobre el suelo directamente.

El primer ejercicio consiste en tumbarse boca abajo, dejando los brazos estirados a lo largo del cuero y con las palmas de las manos hacia arriba. Además, la frente debe estar tocando el suelo. Desde esa posición, hay que tomar aire mientras se contrae el vientre y los glúteos. Posteriormente, hay que ir soltando el aire de forma progresiva y despacio mientras se eleva un poco la cabeza, los hombros y la parte alta de la espalda, de manera que se nota que se descargan las clavículas y que los omoplatos bajan ligeramente.

ejercicios lumbares
A continuación, hay que alargar el cuello y mantener la cabeza prolongando la columna mientras se realizan dos o tres respiraciones, que deben hacerse relajadamente. Este movimiento, como todo ejercicio, tiene que hacerse varias veces.

Otra de las actividades físicas también tiene como postura inicial estar tumbado boca abajo. En esta ocasión, los brazos deben cruzarse, apoyando la cabeza sobre ellos. Desde ahí, hay que tomar aire mientras contraes la zona del ombligo y los glúteos.

Después, hay que estirar las piernas al máximo hacia atrás para elevarlas ligeramente mientras se mantiene el vientre firme y los hombros relajados. En esa postura, hay que hacer dos o tres respiraciones pausadas y repetir el ejercicio varias veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *