Elegir el pintalabios adecuado


El pintalabios es un componente de nuestro “fondo de bolso” que no nos puede faltar. En la década de los 90 este básico se hizo imprescindible para dar a nuestro rostro la máxima expresión del color, ya que la moda en aquel momento marcaba la tendencia de labios muy coloridos.

En la actualidad la tendencia ha “rebajado” el color y los tonos son más relajados en función de nuestro pelo, nuestros ojos, y como no, el color de nuestra piel.

Recuerda que debemos mantener nuestros labios cuidados y no permitiremos que se nos resequen manteniéndolos hidratados de forma constante.

Podemos elegir cualquier color: rojo, verde, morado, independientemente de nuestro color de pelo y del tono de nuestra piel. Lo único que debemos elegir con el mayor cuidado posible es el tono de color que más nos favorezca. Un color rojo, que siempre es más expresivo, puede ser utilizado por cualquier mujer, lo único que la que tenga la piel clara deberá utilizar un rojo bastante menos intenso que la que tenga una piel media.
Distinguiremos tres tipos de pieles:

-Claras: Ten en cuenta que si tu piel es clara los colores van a resaltar más, así que deberás buscar tonos que parezcan más naturales como un naranja suave o el clásico rosa palo.

-Medias: Este tono de piel es el ideal, puesto que al encontrarse entre el claro y el oscuro esta pasa a un segundo plano dándonos más juego para poder elegir colores más intensos y mucho más atrevidos.

-Oscuras: Puedes elegir el color que más te guste, desde rosas, pasando por colores tierra (puedes dejar que estos sean mates) hasta algún beige. Sin problemas.


Si por lo que te quieres guiar en tu elección del color de tu pintalabios es por el color de tu pelo o el color de tus ojos, recuerda:

– Morena: Busca tonos naturales pero dales brillo.

– Rubia: Intenta utilizar colores más oscuros, pero como ya hemos comentado que te queden a la vez de forma natural.

– Ojos claros: No puedes apagar el “color de tu mirada” con otro color en tu cara, así que intenta utilizar tonos más mates.

Estos tres últimos consejos debes combinarlos con los que te hemos contado del tono de tu piel.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *