Eliminación de la grasa corporal con láser


Cuando la dieta saludable y el ejercicio regular ya no ayudan a reducir el exceso de grasa, la gente prefiere utilizar un método innovador conocido como la eliminación de grasa con láser. Los muslos, las nalgas, el abdomen (michelines) y el cuello son las áreas comunes donde se acumula la grasa corporal en personas con sobrepeso.

La eliminación de los depósitos de grasa de un área específica, como el cuello o el estómago, siguiendo una rutina de ejercicios puede tardar meses, pero con el uso del láser es solo cuestión de unas pocas semanas. En la liposucción realizada con láser, los tejidos grasos de la zona no pueden resistir el bombardeo del mismo y se produce una ruptura de las células grasas.

El láser en realidad licúa estos depósitos grasos que luego son sacados del cuerpo, utilizando un dispositivo de succión. El láser aprieta los tejidos, dando así a la zona afectada una mejor apariencia. Puede haber una ligera hemorragia y hematomas debido a la incisión, lo cual es normal y no es motivo de preocupación.

Existen también unos láseres fríos de una longitud de onda específica que se orientan hacia las áreas de grasa del cuerpo. Esto se realiza mediante la colocación de unas palas en la zona. Estas paletas están configuradas para emitir longitudes de onda específicas de la luz, que pasan a través de la capa superior de la piel y contacto con los depósitos de grasa por debajo de ella. La energía de estos láseres fríos, funde estos tejidos grasos y los convierte en una sustancia líquida oleosa, que luego se elimina naturalmente por el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *