Errores que dañan nuestro cabello


A menudo no logramos que nuestro cabello luzca tan brillante, sano y bonito como nos gustaría, a pesar de que le proporcionamos todos los cuidados posibles. Muchas veces, esto se debe a que, sin darnos cuenta, cometemos errores que lo maltratan y que, a la larga, le restan belleza. Aquí te presentamos algunos hábitos que debes evitar y conseguirás lucir una melena espectacular:

No lavar los cepillos: No siempre nos acordamos de mantener los peines y cepillos en perfecto estado y, cuando los utilizamos, la suciedad que se acumula en ellos pasa a nuestro velo, volviéndolo opaco y ensuciándolo. Para evitar esto, deberemos lavarlos al menos cada quince días en agua con jabón y dejarlos secar al aire libre.

Secarlo con brusquedad: Cuando está mojado, nuestro cabello se rompe con mucha mayor facilidad. Por ello es importante no frotarlo con fuerza con la toalla, ni estirarlo, ni enrollar la toalla con fuerza tras envolver en ella el cabello, pues romperemos muchas fibras capilares. Tampoco debemos utilizar el secador a toda potencia o con el aire muy caliente, pues resecamos el cuero cabelludo y dañamos las cutículas del cabello. Cuando lo sequemos, lo haremos con suavidad, sin frotar. Si podemos, lo secaremos al aire y, si no es posible, utilizaremos el secador lo menos caliente posible y lejos del cuero cabelludo.

Dormir con el pelo recogido: Aunque resulta muy cómodo, sobre todo si lo tenemos muy largo, impedimos que el cabello se airee y se recupere de las agresiones que sufre durante el día. Siempre que podamos, y aunque se enrede un poco, debemos dormir con él suelto.

– Desenredarlo cuando está seco: Deshacer los nudos del cabello cuando está seco, dando tirones, rompe el cabello y lo vuelve quebradizo. Si tenemos muchos enredones, humedécelo, aplica crema suavizante y a continuación puedes desenredarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *