Escotes libres de manchas

manchas escote
En más de una ocasión, ya hemos comentado que la piel del escote es muy delicada y que requiere de cuidados especiales porque es muy habitual que en ella aparezcan, por ejemplo, manchas al ser una parte del cuerpo mucho más sensible al sol. Una particularidad por la que hay que incidir en rituales de belleza específicos para conseguir el objetivo de un escote 100% libre de manchas.

Los consejos

Una de las principales claves que se debe seguir, sobre todo, ahora con la llegada del buen tiempo, es aplicar el protector solar, aunque lo mejor es siempre llevar la zona tapada para que no le dé el sol directamente.

Pero, como a veces no es posible, hay que utilizar la crema protectora, siendo conveniente elegir aquellas que tienen un nivel alto. La pauta general a seguir es que se debe aplicar, como mínimo, un protector con SPF 30, aunque mejor si es mayor. De este modo, se consigue que no aparezcan manchas nuevas y también se impide que se oscurezcan las ya existentes.

manchas escote
En la aplicación del protector es fundamental seguir una serie de consejos. El principal es que hay que aplicarlo media hora antes de salir de casa y de que esa zona esté expuesta al sol cuando se va por la calle. Además, muy importante es llevar el producto siempre consigo para ir reaplicándolo cada dos horas, si se va a seguir estando al aire libre, o bien otra vez media hora antes de salir de la oficina.

Además de la protección, en los cuidados no pueden faltar los cosméticos antiedad. Lo más aconsejable es utilizar tratamientos específicos para esta parte del cuerpo y para tratar las manchas. También es posible utilizar la crema de la cara si es a su vez incluye esta funcionalidad y siempre que sea indicada para el cuello.

Y, finalmente, no hay que olvidarse de utilizar un cosmético despigmentante por la noche porque es cuándo más actúan al no estar la piel expuesta a rayos solares durante bastantes horas y regenerase más la dermis durante estas horas nocturnas de descanso. Un cuidado que se debe complementar con una exfoliación suave, que se debe hacer una vez a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *