Cómo elegir la base de maquillaje


El objetivo de la base de maquillaje es la de homogeneizar el color de la pie y cubrir las posibles imperfecciones. En el mercado podemos encontar una gran variedad de productos para ese fin, cada uno con un objetivo especifico, variando en texturas y tonalidades.

Bases de maquillajes líquidas: No son muy recomendables porque no cubren demasiado, pero son perfectas para pieles grasas y con pocas imperfecciones.

Bases líquidas con acabado en polvo
Son mejores que las anteriores para el momento de cubrir el rostro, ya que dan a la piel una apariencia aterciopelada. Se recomiendan para cualquier tipo de piel y ofrece una agradable sensación.

Base de maquillaje compacta
Las bases de esta característica poseen un alto poder cubritivo, son mas espesas y se aconsejan para pieles con acné, cicatrices o manchas. Dentro de este tipo, encontrarnos bases al agua (para pieles grasas) y bases cremosas (para pieles normales a secas).

Base de maquillaje en barra
Son bases prácticas y fáciles de aplicar, vienen en barras y se puede aplicar directamente en el rostro, ideales para llevar en la cartera y retocarse en cualquier momento. Su uso se recomienda solo en pieles normales y secas; pieles grasas abstenerse.

Maquillaje en crema
Este maquillaje es más discreto que la base de maquillaje, pero cubre menos. Tiene la ventaja de que es más sencillo de aplicar sobre la piel y le proporciona un toque de color natural y delicado. Se puede usar como crema de día, ya que está enriquecido con sustancias hidratantes.

¿Qué tono elegir?
Otra cosa a tener en cuenta en el momento de optar por una u otra base, es el color de nuestra piel. Ya que el tono de la base debe ser parecido al de la piel en donde se aplicará. Receurda que la base no es para dar color a la piel, sino que solo la empareja. Los tonalizadores son ideales para otorgar a nuestro rostro un tono bronceado. Mientras que si la piel es muy oscura, lo mejor es una base en polvo para que se difumine mejor. Por otro lado, también podemos encontrar bases reflectantes con efecto brillante, que se utilizan para iluminar ciertas zonas del rostro.

Aplicar la base de maquillaje de forma correcta


Si queremos obtener un acabado perfecto de nuestra piel, disimular imperfecciones e igualar el tono de la piel, tendremos que utilizar la base de maquillaje. Pero no se trata sólo de extenderla sobra la cara y ya está, porque ante todo buscamos un resultado muy natural. Para conseguirlo, te damos algunos trucos a la hora de aplicar la base de maquillaje:

– Antes de aplicarlo, limpia la piel con un producto que no sea muy astringente y que no te deja la piel muy seca, para que el cutis tenga un aspecto relajado.

– Después, aplícate una crema hidratante muy suave, que no sea demasiado densa. Espera a que se absorba completamente antes de aplicarte la base.

– Es importante que te maquilles en un lugar donde la luz te dé de forma directa y no proyecte sombras sobre tu cara. De ese modo conseguirás un acabado perfecto.

– Si tienes ojeras, aplica antes que la base un corrector de orejas en un tono más claro que el maquillaje que has elegido. De esta forma quedarán completamente disimuladas.

– Si tienes arrugas en las comisuras de los labios, esas arrugas de expresión que van desde las aletas de la nariz a las comisuras de la boca, para disimularlas aplica un poco de base de maquilllaje en un tono más claro que el que vayas a utilizar para toda la cara.

– Si después de aplicarte el maquillaje no te gusta el color resultante, debes intentar rebajarlo, pero nunca echarte otro encima intentando cubrir el primero. Para rebajarlo, echa un poco de tónico en un algodón y, con pequeños toquecitos sobre la piel retira la base, pero sin arrastrar el algodón. Después, sécate con un pañuelo suave y aplica el nuevo tono que te quieras dar con pequeños toques también.