Iluminar la piel


En épocas en las que dormimos poco, nos alimentamos mal y nos sentimos muy estresadas, todas esta sensaciones se van a cum usando en nuestra piel generando un desastre que hace que pierda su brillo y su suavidad, lo cual hace que nuestro rostro se vea menos atractivo y sin brillo.

Para paliar esto, podemos iluminar nuestro rostro con medios naturales, ya sea la base de maquillaje brillante o polvos iluminadores.

Para lograrlo el primer paso que debemos dar es utilizar una base de maquillaje del mismo tono que nuestra piel para homogeneizar el cutis, eliminando así mismo las manchas. Después utilizaremos los iluminadores en el contorno de los ojos, bajo las ojeras y encima del pómulo.

Si quieres resaltar el resultado, también puedes utilizarlo en casa, también puedes usarlo al final de la mandíbula inferior puedes darle un poco más de color a tu rostro.

Debes tener cuidado de no aplicar demasiado, ya que tampoco queremos que nuestra cara casi brille en la oscuridad, por lo que no debemos exagerar la aplicación.

Si, a pesar de ello, nuestras ojeras siguen siendo muy visibles o el resultado no es el que estábamos buscando, podemos espera una manzana, cocerla y esperar a que se enfríe. Cuando lo haya hecho, aplícatela en las ojeras como si fuera una mascarilla y deja actuar la mezcla durante cuarenta minutos. En ese tiempo puedes leer, escuchar música o realizar cualquier otra actividad relajante, de forma que tu cuerpo se relaje, tu piel respire y, con ayuda del iluminador quede un resultado perfecto.

El maquillaje es el complemento final para nuestro rostro. Una combinación de rosas, malvas, verdes y amarillos te hará sentirte mucho más joven cuando te mires al espejo al tiempo que compruebas los beneficios de la crema reductora.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *