La historia de los piercing


La perforación corporal, es una práctica que sirve para adornar algunas zonas del cuerpo, que está de rabiosa actualidad pero que lleva practicándose desde los tiempos más remotos. Inicialmente, era una costumbre que sólo se realizaba en ciertas clases sociales, grupos y/o comunidades. Con el paso del tiempo, se fue haciendo cada vez más popular extendiéndose por todo el mundo. Ahora, en el siglo XXI, la perforación corporal es uno de los rasgos más de moda de las generaciones más jóvenes.

Los piercing, se han descubierto en cuerpos momificados. El libro del Génesis de la Biblia 24:22 menciona el pendiente de oro que fue dado por el siervo de Abraham a Rebeca, la esposa de Isaac. La perforación del cuerpo se ha realizado por diferentes motivos ideológicos: religión, espiritualidad, el conformismo, sub-identificación cultural, moda, e incluso el erotismo. Los pendientes de la nariz, tienen su origen en la India, allá por el siglo XVI.

En Estados Unidos, Europa y Australasia, la perforación de los oídos cobró una mayor importancia entre los hombres y las mujeres a partir de la década de los 60. Comenzaron a destacar los grupos hippies, homosexuales, y subculturas punk que se diferenciaban del resto gracias a sus piercing. En la actualidad, las zonas donde más perforaciones se realizan son: ceja, lengua, orejas, nariz, labios y ombligo.

Eliminar un piercing no es una tarea fácil. Se deben seguir una serie de precauciones que no muchos jóvenes de hoy en día siguen. Lo mejor es retirarlo cuidadosamente para que el agujero consiga cerrarse de forma natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *