Las claves para una limpieza facial perfecta

limpieza-facial
Realizar una adecuada limpieza facial es importante para que la piel esté libre de impurezas. Sin embargo, no todas las personas saben cómo se realiza bien este proceso. Y es que es importante dar una serie de pasos y no saltarse ninguno, aparte de elegir los productos más adecuados. Aquí te contamos todas las claves

Primeros pasos

Lo primero que se tiene que hacer para realizar una buena limpieza facial es humedecer la piel. No importa que se lleve el maquillaje debajo así se consigue reblandecerlo y que sea más fácil eliminarlo.

El siguiente paso es retirar el maquillaje de los ojos. Para ello, tienes que coger un disco de desmaquillar y un producto específico para esta zona, ya que es más sensible que la del resto de la cara.

El disco se pone sobre el ojo cerrado durante unos segundos y, luego, se desliza suavemente de arriba hacia abajo hasta acabar en la punta de las pestañas. Este proceso se tiene que repetir hasta que el ojo quede totalmente limpio.

limpieza-facial
A continuación, ya es el momento de limpiar el resto del rostro. Para ello, tienes que realizar movimientos ascendentes desde el cuello hasta la frente, haciendo uso de un producto desmaquillante para el rostro y el cuello.

Esta aplicación, la puedes hacer con las manos limpias, pero luego se retira con un algodón humedecido para eliminar bien todo el producto y el maquillaje por completo.

Pasos finales

Estos pasos no son suficientes para que el rostro quede bien limpio. De esta manera, es importante aclarar con agua el rostro, pero nunca debe hacerse con agua caliente porque favorece la sequedad y la flacidez. Es mejor hacerlo con agua fría o bien tibia.

No obstante, hay productos como, por ejemplo, el agua micelar que no requiere que posteriormente te apliques después agua si lo empleas para desmaquillar.

Con independencia de que hayas lavado o no tu rostro tras aplicar el producto desmaquillante, lo que sí debe hacerse siempre es secarlo con una toalla de algodón limpia, realizando movimientos a modo de pequeños toques suaves y sin frotar.

Artículos relacionados:

Desmaquilladores para una limpieza rápida

La importancia de una limpieza facial diaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *