Limpiar tu piedra pómez


La piedra pómez es un imprescindible en tu bolsa de productos de belleza si quieres mantener perfectos tus pies y otras partes del cuerpo. Se trata básicamente de una roca ígnea, formada después de un enfriamiento brusco. Su notable porosidad se debe a las burbujas que se forman en el momento de la solidificación. Esta piedra, se puede utilizar para un montón de cosas que van desde quitar las pieles muertas hasta limpiar unas paredes viejas.

Casi todos nosotros sabemos cómo usar una piedra pómez, pero no sobre cómo se debe limpiar. La mayoría de las personas, finalmente decide comprarse una piedra nueva debido a la suciedad que se queda depositada en sus porosidades. Si utilizas una piedra pómez para tus pies de manera regular, pronto notarás como se llena de porquería. Esta, impide su eficacia. Una solución práctica es cepillarla. Coge un cepillo de dientes duro y resistente para eliminar la suciedad. Realiza esta limpieza sin mojarla.

Otra forma de limpiarla es introduciéndola dentro de un calcetín o una funda de almohada. Introdúcela en la lavadora y ponla como si fueras a lavar tu ropa normalmente. Lo mejor es que la metas en la lavadora con ropa en el interior por el tema de los golpes.

También puedes probar a limpiarla con jabón. Llena un cubo pequeño con agua caliente y agrega jabón de lavar. Mezcla perfectamente la solución e introduce tu piedra pómez. Déjala en el interior durante 10-15 minutos. El agua caliente y el jabón “aflojarán” la suciedad de los huecos. Luego, con un cepillo límpiala. No te olvides de dejarla secar, antes de utilizarla.

Productos,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *