Los cuidados clave para tener unos pómulos firmes

pomulos-firmes
Además de las temidas arrugas, el paso de los años también se deja sentir en el rostro con otros efectos. Es el caso de los pómulos que comienzan a peder definición y firmeza, lo que propicia que vayan desapareciendo las facciones. Parar esta situación es posible al igual que volver a lucir pómulos prominentes sin tener que pasar por el quirófano. ¿Qué hay que hacer? Aquí te damos una serie de consejos para que te cuides según la edad que tengas y consigas resultados.

Jóvenes

Pensar que por ser joven no hay que cuidarse es un error. De hecho, siempre hay que hacerlo en función de la edad y de las necesidades de la piel. Y es que no se debe olvidar que la mejor base es siempre un cutis bien cuidado. No obstante, las precauciones tienen que extremarse cuando se cumplen los 35 años aproximadamente. A partir de ese momento, siempre es conveniente emplear cremas reafirmantes que actúen para evitar la pérdida de firmeza para que el volumen del pómulo siempre esté en su sitio.

Desde los 45 ó 50 años en adelante, los cuidados deben intensificarse con sérums y con hidratantes de acción redensificante. La clave está en que se activa la producción de colágeno y de ácido hialurónico, lo que contribuye a que se aumente la densidad de la piel. Esto a su vez propicia que se genere como una malla tensora que permite redefinir las facciones.

Para conseguir el mayor beneficio de estos productos, otro secreto radica en su aplicación. Su extensión debe hacerse siempre con movimientos ascendentes, de manera que se tiene que partir desde el centro del rostro hacia el exterior y desde la barbilla hacia las sienes.

pomulos-firmes

Más volumen

En los casos en los que la pérdida de firmeza y definición sean considerables, hay que recurrir a otras técnicas para recuperar el volumen perdido en centros de estética y de belleza, pero que no requieren pasar por el quirófano. Una de las más comunes son las infiltraciones de ácido hialurónico. Otra de las alternativas son los hilos tensores que tensan y elevan la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *