Los tratamientos más efectivos contra la celulitis y grasas localizadas

celulitis
Eliminar la celulitis y la grasa localizada es un problema importante porque son acumulaciones que no suelen desaparecer fácilmente con la dieta y con el ejercicio. De esta manera, es habitual que se tengan que utilizar diferentes tratamientos para conseguir acabar con ella. Pero no todos son igual de efectivos y, además, tampoco están indicados para toda mujer, ya que todo depende del tipo de celulitis que se tenga y de la zona a tratar. Aquí vamos a hacer un repaso por las principales y las más efectivas para que luzcas un cuerpo 10.

Criolipólisis

Este sistema consiste en realizar un enfriamiento controlado para que se detecten y destruyan las células que son grasas. Este tratamiento tarda unas semanas en notarse porque todo se elimina del cuerpo a través de la orina y el sudor.

Estimulación celular

Hoy en día se pueden encontrar diferentes tratamientos de estimulación celular avanzados, sobre todo, a través de las nuevas máquinas que incorporan tecnología LPG.

La clave está en un cabezal en el que se combina un rodillo y una válvula para realizar una aspiración de forma sincronizada. La ventaja de este sistema es que se puede utilizar con cualquier tipo de celulitis y los resultados se ven ya en la tercera sesión. Además, se consigue reducir un 70% de la grasa localizada.

celulitis

Infiltraciones

Las infiltraciones también han demostrado ser un tratamiento eficaz para acabar con la celulitis y la grasa localizada. En este caso, cabe hablar de dos tipos de tratamientos en función de si la celulitis es dura o blanda.

Si la celulitis es dura, las infiltraciones se utilizan para deshacer los nódulos de grasa a través de pinchacitos de silicio orgánico o carnitina. Pero, si la celulitis es blanda, están más recomendadas las infiltraciones de CO2 o carboxiterapia.

Oxigenoclasia

Este tratamiento es idóneo para los michelines, ya que se introduce oxígeno puro en los tejidos, lo que hace que se hinche la célula grasa hasta que explota y se libera por la orina o a través del sistema linfático.

Movilizar iones

Estos tratamientos consisten en optimizar el intercambio iónico de las células para mejorar el aspecto de la piel, siendo idóneo para acabar con la llamada piel de naranja.

Lipolaser

Este método es una alternativa a la liposucción. Además, es menos invasivo porque no se necesita pasar por el quirófano y la grasa destruida por el láser no se reproduce. Entre sus ventajas está también que solo es preciso realizar una sesión, aunque su precio es bastante más elevado que otros tratamientos.

Slim cupping

Este tratamiento manual permite acabar con la celulitis a través de realizar terapias manuales. No obstante, también se pueden utilizar ventosas con las que se hacen aspiraciones para estimular la circulación y favorecer el drenaje. Todo acaba con un masaje remodelador para ayudar a quemar las grasas.

Artículos relacionados:

Los mejores alimentos para no tener celulitis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *