Lucir unos hombros bonitos


Unos hombros bonitos son el complemento ideal para un escote bello. Ya sea en verano, cuando nuestros hombros permanecen la mayor parte del tiempo al aire, o en invierno, si decidimos utilizar un traje escotado o palabra de honor, es importante que estén cuidados. Aunque en la forma de los hombros y su estructura influye mucho la genética, con unos determinados cuidados y ejercicios podemos lograr unos bonitos hombros.

Aunque rara vez nos acordamos de ello, es importante que exfoliemos la piel de los hombros al igual que la del rostro, de forma que la piel quede suave y luminosa. También es importante mantener la zona hidratada, para evitar que la piel se seque y se cuartee o aparezcan granitos debidos a la sequedad.

También puedes realizar una serie de ejercicios que te ayuden a definir su forma y a mantenerlos rectos, postura que favorecerá tanto a tu figura como a tu aspecto:

– De pie, coge en cada mano una pesa de medio kilo, si nunca has utilizado mancuernas o de un kilo si estás habituada a ellas. Cualquiera que sea la que escojas, lo importante es que te sientas cómoda a la hora de hacer el ejercicio. Extiende los brazos y ábrelos en cruz. Abre y cierra los brazos por delante del cuerpo hasta que se junten las manos y después llévalas a su posición inicial. Recuerda apretar el abdomen y los glúteos para proteger la zona abdominal mientras realizas el ejercicio.

Una variación de este ejercicio es llevar los brazos por encima de la cabeza hasta juntarlos y volver a bajarlos. Comienza sin utilizar las pesas, para no provocarte tirones.

– De pie, con las piernas ligeramente separadas, realiza movimientos con los brazos como si nadaras a crawl o a espalda. No hagas los movimientos demasiado rápidos ni demasiado lentos y aprieta el abdomen y los glúteos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *