Luminoterapia, rejuvenece bañándote de luz


La luminoterapia o terapia lumínica es un tratamiento que consiste en la exposición a la luz de una lámpara que emite una luminosidad parecida a la solar, pero que filtra los rayos ultravioletas. Esta terapia se usa para terminar con las manchas, las arrugas y el acné de zonas como el rostro, los ojos, el pecho, el escote y las manos. Ya en la antigüedad se conocían los beneficios del sol sobre la piel y, entre otros tratamientos de belleza, se utilizaban los baños de sol.

Para realizarlo, se coloca un tablero facial sobre el rostro del paciente y se selecciona la energía lumínica que se necesita según el probelma específico que se quiera tratar. Por normal general las sesiones duran cuarenta y cinco minutos. Se generan diferentes tonos de luz, obteniendo con cada uno unos efectos diferentes:

– La luz azul hace que disminuya el acné y la piel produzca menos grasa.

– La luz roja penetra en las capas más profundas de la piel y estimula la producción de colágeno. También combate diferencias de pigmentación y reduce los efectos del paso del tiempo en tu piel.

– La luz amarilla elimina las manchas.

– La luz verde es ideal para tratar pieles sensibles.

Para obtener resultados óptimos hay que hacer como mínimo ocho sesiones, aunque esto depende de la edad y del problema que queramos tratar.

No se siente dolor alguno al someterse a esta técnica. Tampoco produce irritación en la piel, y no tiene contraindicaciones, con lo cual cualquier persona, independientemente de su edad puede someterse a esta terapia. Tampoco tiene ningún efecto adverso sobre la piel.

Como en todo tratamiento estético que decidamos llevar a cabo, es necesario acudir a buenos profesionales que nos ofrezcan garantías y confianza.

1 comentario

  1. Cuanto tiempo debe pasar entre una sesion de luminoterapia y otra, es decir cuanto debe pasar para volver a realizarse otra sesion?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *