Manual de uso de los desmaquilladores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

desmaquilladores
En muchas tiendas podemos encontrar desmaquilladores de muchas texturas y clases. Cada uno de ellos, aunque todos tienen el fin de desmaquillar, contienen una serie de propiedades y características, que los hacen más idóneos para determinados tipos de pieles. Además, en función del que elijas, debes utilizarlo de una manera u otra. Aquí te hacemos un manual de uso de los principales desmaquilladores.

Texturas y usos

Uno de los desmaquilladores más habituales son las texturas que se conocen como leche. Son más indicados para pieles secas porque aportan una dosis extra de hidratación. Su utilización debe hacerse con un algodón sobre el rostro, teniendo que retirarse con un tónico.

Las espumas y las mousses también se han hecho un hueco importante en el segmento de desmaquilladores. Son similares a la leche, aunque su textura permite que se cree una espuma jabonosa al entrar en contacto con el agua, teniendo que retirarse con ella o con un tónico.

Las cremas desmaquilladoras tienen una textura que es más espesa, lo que las hace idóneas para pieles secas o sensibles porque a su vez son bastante suaves. Al igual que en las anteriores, aquí hay que emplear agua o tónico para retirarlo.

desmaquilladores
Y uno de los productos que ha irrumpido con gran fuerza dentro de este segmento son las aguas micelares por la comodidad y rapidez para desmaquillarse. Tan solo hay que aplicarla sobre el rostro con un algodón y ya está porque no se necesita aclarado. Inicialmente, son más adecuadas para pieles normales.

Por su parte, los geles son más idóneos para las pieles grasas o bien jóvenes porque son más frescos y no llevan grasa. Su aplicación se hace con los dedos y se retira con agua o con un tónico.

Los aceites son adecuados para todas aquellas pieles que necesitan hidratación o para eliminar los maquillajes resistentes al agua, teniendo que aplicarlo con un algodón, mientras que los jabones dermatológicos son para las pieles grasas, pieles jóvenes o que tienen acné.

Los desmaquilladores también están en otros formatos como las toallitas, que son muy prácticas al llevar ya el desmaquillador, o los productos tres en uno, que desmaquillan, hidratan y tonifican a la vez, siendo más adecuados para las pieles normales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *