Manzanas contra el envejecimiento


Nuevas investigaciones sugieren que los polifenoles antioxidantes de las manzanas podrían ser capaces de ralentizar el proceso de envejecimiento. Los nutricionistas siempre recomiendan tener las manzanas (o cualquier otra fruta para el caso), como parte de una dieta regular, ya que son ricas en vitaminas, fibra y antioxidantes. Esta nueva investigación sugiere que las manzanas son la fuente de la juventud pero, esto no es del todo verdad.

El estudio se realizó en moscas de fruta, no humanos, por lo que los resultados definitivamente no se pueden transferir a los seres humanos. Por otro lado, los polifenoles de las manzanas son, sin duda, el antioxidante que es más se utiliza en la lucha contra los radicales libres, los que aceleran el proceso de envejecimiento. Además de las manzanas, hay otras maneras de ayudar a retardar el proceso de envejecimiento.

– Las zanahorias son ricas en carotenoides. Se ha demostrado una relación directa entre las personas que tienen una alta ingesta dietética de carotenoides con el vivir durante más tiempo.

– La vitamina E, vitamina C y el selenio son antioxidantes que pueden ayudar para retardar el proceso de envejecimiento. Se pueden encontrar la vitamina E en aceites vegetales, aceite de germen de trigo y semillas de girasol. Obtén vitamina C de los tomates, las fresas, y por supuesto, las frutas cítricas. El selenio es rico en el pescado.

– Comer alimentos con alto contenido en fibra, especialmente en sus últimos años, puede ayudar a reducir el colesterol alto, la diabetes, el estreñimiento y la diverticulitis. Asegúrate de aumentar el consumo de agua junto con la fibra para mantener todo los movimientos intestinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *