Maquillaje para un vestido azul


Si el color que mejor te sienta es el azul y quieres lucir perfecta para una velada especial, es imprescindible que elijas el maquillaje correcto para acentuar el color de tu vestido y resaltar los rasgos más atractivo de tu rostro.

También es importante que el maquillaje que elijas combine con el color de tu pelo, tus ojos y tu personalidad. Aunque conseguir todo ello al mismo tiempo puede parece complicado, no lo es, y aquí te explicamos cómo conseguirlo:

El primer paso es aplicarte una base de maquillaje para unificar la piel y cubrir imperfecciones. Para que el maquillaje dure más, puedes aplicar una prebase sobre los párpados, de forma que se adhiera mejor y se disimulen mejor las arruguitas de los párpados.

A continuación, aplica la sombra de ojos. Si el vestido es azul oscuro, puedes utilizar sombras marrones, doradas o azul oscuro, en un tono parecido al del vestido, ya que en este caso, a diferencia de lo ocurre con otros colores, no quedará muy recargado. Si por el contrario es azul claro, lo mejor es utilizar sombras claras, rosas, blancas o color azul cielo que iluminen tu rostro. Si prefieres dar un toque misterioso a tus ojos, no dudes en optar por los ojos ahumados. Si el vestido es claro, puedes hacerlo en azules, pero si es azul oscuro, utiliza sombras negras y grises para el efecto ahumado.

Para los labios elige tonos más oscuros, ciruelas, por ejemplo, aunque puedes utilizar lápiz rojo brillante si lo deseas si el vestido es oscuro, y más rosados si es claro. En las mejillas, un toque tierra oscuro o tonos rosados serán el complemento perfecto.
Para el día, nada mejor que un maquillaje nude. En este caso, te bastará con delinear tus ojos en azul y un poco de rosa suave en los labios y habrás completado un look natural y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *