Masaje para embellecer las piernas


Pasar mucho tiempo de pie o sentadas, tener mala circulación o retención de líquidos hace que al final del día nuestras piernas aparezcan hinchadas y sintamos pesadez y cansancio en ellas. Para aliviar estos síntomas, mejorar circulación y conseguir así unas piernas más bonitas y esbeltas, nada mejor que realizarnos un masaje cada noche. Para aumentar el efecto de estos masajes, es aconsejable utilizar aceites esenciales de ciprés, perejil, limón o rosa, que nos ayudarán a mejorar el aspecto de nuestras piernas.

Comenzamos extendiendo el aceite por la parte de atrás de la pierna, desde el tobillo a la cadera. Después desde el tobillo, masajeamos la pierna haciendo una ligera presión con los pulgares hacia arriba hasta llegar a la rodilla, que frotaremos muy suavemente, sin realizar ninguna presión. Ponemos las manos de nuevo en los tobillos y volvemos a repetir el movimiento. Esta vez, cuando lleguemos a la rodilla, pasaremos a los muslos, amasando la superficie los mismos para estimular la circulación y mover los depósitos de grasa hasta llegar a la cadera. Volvemos al tobillo y subimos por la parte trasera de la pierna dando golpecitos con los dedos hasta la cadera.

Extendemos después el aceite por la parte delantera, y masajeamos desde el empeine del pie hasta la rodilla con los pulgares. En la rodilla, aplicamos un suave masaje en dirección contraria a las agujas del reloj. Volvemos a los talones y seguimos hacia arriba, masajeando los muslos con la zona baja de las palmas de las manos. Colocamos de nuevo las manos en el tobillo, lo rodeamos con las manos y subimos hasta la rodilla, aplicando entonces movimientos de masaje en los muslos hasta la cadera.
Hacemos el masaje en las dos piernas y ya sólo nos queda disfrutar de la sensación de descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *