Mascarilla de Arcilla para las arrugas


Las propiedades de la arcilla como producto para la belleza de la piel, se conocen desde siglos atrás y hoy en día sirve como base para muchos productos para belleza procesados industrialmente. Lo mejor de la arcilla es que es fácil de utilizar y sus beneficios se aprecian a corto plazo.

Las arrugas de la piel del rostro y los poros abiertos que, son dos problemas que más preocupan a la mujer, se controlan efectivamente con el uso de una mascarilla de arcilla que se prepara fácilmente y cuyos resultados son una piel renovada, más tersa, libre de impurezas y con los poros menos evidentes a la vista. Con un uso prolongado, esos mismos poros tienden a tomar la apariencia natural que deben tener.

La arcilla se puede obtener en tiendas naturistas. Para preparar una mascarilla casera de arcilla, basta con mezclar una cucharada con agua y obtener una consistencia cremosa. Es primordial haber desmaquillado bien el rostro antes, y aplicarla suavemente sobre todo el cutis dejando libre el área de los ojos. El tiempo de duración varía de la temperatura ambiente, en verano lógicamente se secará más rápidamente que en invierno o cuando hay una baja temperatura.

El secado es importante, porque la mascarilla trabaja mientras está húmeda sobre el rostro cuando se ha secado ya no hay que tenerla en el cutis y con un poco de agua a temperatura ambiente se puede retirar sin tirar de la piel. Se debe lavar el cutis suavemente y dejar pasar media hora para aplicar una crema humectante que la refresque. Puedes aplicarte esta mascarilla una vez al mes.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *