Mascarilla para regular la grasa del cutis mixto

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

mascarilla-cutis-mixto
La piel mixta es compleja de tratar porque no todos los productos permiten hacer un mayor control del nivel de grasa en la piel y no resecarla en exceso en las partes del rostro menos grasas. Un problema al que se le puede poner solución, preparando una mascarilla en casa que es muy sencilla de elaborar y de aplicar. Su base es la arcilla, pero se le añaden otros componentes para conseguir una piel más luminosa o eliminar los granitos, según tus necesidades.

Elaboración

Para preparar esta mascarilla, necesitaremos una cucharada de arcilla verde y otra de arcilla blanca. Ambas tienen que mezclarse con un poco de agua mineral, removiendo bien para que se cree una pasta consistente como la de cualquier otra mascarilla.

Además, con el fin de que sea un poco más untuosa, se pueden añadir otros componentes como el aceite de jojoba o el aceite de oliva, o bien germen de trigo, porque ayudan además a hidratar la piel en profundidad. Pero tendrás que poner solo unas gotas para que no quede una base demasiado aceitosa.

Si todavía necesitas purificar la piel mucho más, a esta mascarilla se le pone unas gotas de aceites esenciales y aguas florales, siendo las mejores las de manzanilla, rosas o neroli.

mascarilla-cutis-mixto
En el caso de que quieras que la piel quede más luminosa, una buena opción es añadir a esta mezcla unas gotas de zumo de naranja natural y una cucharada de yogur. Si el problema son los granitos o el acné, es mejor incorporar a la base de arcillas y agua unas gotas de aceite de lavanda o de árbol de té.

Aplicación

Una vez tengas ya hecha la mezcla, esta mascarilla se tiene que utilizar como otra que hayas comprado. Las debes extender bien sobre el rostro para lo que puedes ayudarte de un pincel. La aplicación nunca tiene que hacerse cerca de los ojos ni de la boca, siendo necesario dejar una pequeña distancia entre estas zonas y la mascarilla.

Luego, hay que esperar unos 15 minutos con el fin de que haga efecto para, a continuación, retirarla con agua. El resultado es una piel libre de toda impureza y en la que notarás que se ha eliminado el exceso de grasa gracias a la arcilla verde. Además, la dermis se verá regenerada por el efecto de la arcilla blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *