Mascarillas caseras para pieles maduras


Con el paso del tiempo la piel comienza a presentar más signos de fatiga y adquiere un aspecto más apagado. La regeneración celular también se ralentiza, por lo que las células tardan más en renovarse, lo que causa la aparición de arrugas y la deshidratación de la piel. Es por ello que cuando nos apliquemos tratamientos, deberemos optar por aquellos que hidratan y nutren la piel, para devolverle un aspecto joven y sano.

A continuación te proponemos una serie de mascarillas caseras que nutrirán y cuidarán tu piel madura:

Mascarilla a base de aceite de oliva: Para prepararla sólo necesitas una yema de huevo, dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharada de germen de trigo.

A continuación mezcla los ingredientes hasta que obtengas una pasta muy fina y aplícala sobre el rostro. Déjala actuar durante veinte minutos y retírala con agua tibia, para terminar con agua fría. Aplícala una vez por semana

Mascarilla de zanahorias: Necesitas dos o tres zanahorias grandes y tres cucharadas de miel de abeja. Comienza hirviendo las zanahorias y, una vez hervidas, tritúralas con un tenedor. A continuación añade la miel hasta que obtengas una pasta maleable. Aplícala sobre el rostro y el cuello y déjala actuar durante veinte minutos. Para terminar aclárate la piel con agua fría y sécate el rostro con un algodón, pero sin arrastrarlo, tan sólo dando suaves toques en el cutis para absorber el agua.

Mascarilla de aguacate: Necesitas un aguacate mediano maduro, una yema de huevo y una cucharadita de aceite de oliva. Pela el aguacate y tritura la pulpa para después mezclarla con los demás ingredientes hasta obtener una crema que apliques sobre sobre el rostro y el cuello. Veinte minutos después elimínala con un tissue limpio humedecido en agua tibia o con algodón. Utilízala dos veces por semana.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *