Mascarillas naturales para la piel seca e irritada


Tener la piel seca supone una ventaja con respecto a la piel grasa en el sentido de que es menos probable que aparezcan granos y espinillas. Sin embargo, el estado de sequedad de la piel se debe a una falta de irritación que, si no es mitigada, hace que la piel se cuartee, y se desescame, produciendo irritación y picor. Para evitar esto, nada mejor que utilizar una serie de remedios naturales que nos ayudarán a hidratar y calmar la piel, para que luzca bella y saludable:

Mascarilla de aceite de almendras: Necesitas tres cucharadas de aceite de almendras, una yema de huevo y la pulpa de una manzana reineta.  Mezcla todos los ingredientes y cuando hayas obtenido una mezcla homogénea, aplícala sobre la piel del rostro durante media hora. Al cabo de este tiempo, retírala con agua tibia. Esta mascarilla es ideal para pieles muy secas y delicadas que necesitan una hidratación extra.

Mascarilla de zanahorias: Licua una zanahoria con un poco de yogur hasta lograr una consistencia cremosa.

Aplícala sobre la piel del rostro y notarás como tu piel queda hidratada, fresca y rejuvenecida. Esta mascarilla tiene la ventaja adicional de que te va a ayudar a eliminar las arrugas incipientes, que suelen aparecer con mayor frecuencia en las pieles secas.

Mascarilla de aceite de oliva: Para prepararla necesitarás un cucharada de aceite de oliva, una cucharada de vinagre de manzana, dos yemas de huevo, una cucharada de levadura de cerveza, dos cucharadas de miel y dos cucharadas de yogur Bio.  Mezcla todos los ingredientes hasta lograr una crema y aplícala sobre el rostro. Cuando la hayas dejado actuar durante veinte minuto, elimínala con agua destilada o agua que hayas hervido y dejado enfriar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *