Proteger la piel seca del rostro del frío


Con la llegada del invierno, la piel de nuestro rostro se ve sometida a un agente externo bastante peligroso: el frío. El rostro es la parte de nuestro cuerpo que más sufre los efectos del frío y más si se tiene una piel seca. Las pieles secas suelen ser más finas y carecen de líquidos que la puedan proteger.

Durante el invierno, las pieles secas expuestas al frío nos dan sensación de tirantez. En el caso de las pieles maduras, serán las líneas de expresión las que se manifiesten más intensamente. Las pieles que son grasas resisten mucho a los cambios de temperatura. Estas suelen verse más afectadas por el calor, ya que durante el verano ésta segrega mas grasa.
SEGUIR LEYENDO «Proteger la piel seca del rostro del frío»

Tónicos naturales para cuidar la piel seca


La piel seca se caracteriza por ser extremadamente sensible, por lo que tenemos que tener especial cuidado al elegir un tónico para este tipo de piel, ya que suelen ser bastante astringentes y pueden irritarla o secarla aún más. Para evitar esto y lograr que el tónico sea otro paso que nos ayude a cuidar nuestro rostro, nada mejor que utilizar tónicos realizados con ingredientes naturales:

Tónico de miel: Para preparar lo necesitas dos cucharadas de miel y dos cucharadas de loción de hamamelis. Pon ambos recipientes en un frasco y agítalo hasta que estén bien mezclados. Empapa un algodón en el tónico y aplícalo por todo el rostro.
SEGUIR LEYENDO «Tónicos naturales para cuidar la piel seca»

Mascarillas hidratantes naturales para la piel muy seca


La piel muy seca es una piel muy sensible, que se irrita y enrojece con facilidad y que es muy sensible a la acción de los agentes externos, como el sol, el frío o el viento, lo cual supone que, si tenemos este tipo de piel, nos resultará difícil lograr que nuestro cutis aparezca hidratado y luminoso y además tendremos más dificultades a la hora de prevenir la aparición de arrugas. Para evitar esto, podemos utilizar una serie de cremas naturales altamente hidratantes que nos ayuden a devolver la elasticidad y la belleza a nuestra piel.

Mascarilla de calabaza: Para prepararla necesitas tres cucharadas de pulpa de calabaza que previamente hemos cocido durante un par de minutos, un cuarto de cucharadita de aceite de oliva o almendra, un cuarto de cucharadita de aceite de jojoba, media cucharadita de miel y un cuarto de cucharadita de leche para piel grasa o normal.
SEGUIR LEYENDO «Mascarillas hidratantes naturales para la piel muy seca»

Eliminar la tirantez de la piel seca


Cuando tenemos el cutis seco o la piel de nuestro rostro se ha secado debido a la falta de humedad o a las condiciones climáticas, la sensación de tirantez de la piel nos acompaña casi constantemente. Esta sensación se debe a la deshidratación de la piel que, además de hacerla aparecer sin vida y seca al tacto, facilita la aparición nuevas arrugas en el rostro y la intensificación de las ya existentes, sobre todo las arrugas de expresión.

Para evitar esto, es necesario que rehidratemos la piel, para lograr que vuelva a rehidratarse por sí misma de forma natural. Para ello, podemos utilizar mascarillas y sérums nutritivos que, además de hidratarla, proporcionen una suavidad adicional a la piel. Es aconsejable también aplicar por la noche aceite de aguacate o manteca de karité, cuya textura oleosa van a ayudar a que tu piel se rehidrate y se recupere más rápidamente.
SEGUIR LEYENDO «Eliminar la tirantez de la piel seca»

Maquillar pieles secas


Los cambios hormonales y el invierno son, por lo general, la forma y el momento en los que brilla intensamente la tirantez de la piel por su pérdida de hidratación. El resultado es una piel no demasiado bonita. Las líneas y arrugas se ven más pronunciadas en la piel seca y puede ser una tarea difícil llegar a ocultarlas.

La hidratación y el cuidado de la piel son imprescindibles para aplicar el maquillaje sobre la piel seca. Antes de empezar a maquillarte, debes darte una buena ducha o lavar bien tu cara con agua tibia, ni fría ni caliente, ya que es perfecta para la piel seca y ni empeora su condición. Evita el uso de jabones con ingredientes químicos.
SEGUIR LEYENDO «Maquillar pieles secas»

Mascarillas naturales para la piel seca e irritada


Tener la piel seca supone una ventaja con respecto a la piel grasa en el sentido de que es menos probable que aparezcan granos y espinillas. Sin embargo, el estado de sequedad de la piel se debe a una falta de irritación que, si no es mitigada, hace que la piel se cuartee, y se desescame, produciendo irritación y picor. Para evitar esto, nada mejor que utilizar una serie de remedios naturales que nos ayudarán a hidratar y calmar la piel, para que luzca bella y saludable:

Mascarilla de aceite de almendras: Necesitas tres cucharadas de aceite de almendras, una yema de huevo y la pulpa de una manzana reineta.  Mezcla todos los ingredientes y cuando hayas obtenido una mezcla homogénea, aplícala sobre la piel del rostro durante media hora. Al cabo de este tiempo, retírala con agua tibia. Esta mascarilla es ideal para pieles muy secas y delicadas que necesitan una hidratación extra.

Mascarilla de zanahorias: Licua una zanahoria con un poco de yogur hasta lograr una consistencia cremosa.
SEGUIR LEYENDO «Mascarillas naturales para la piel seca e irritada»

Mascarillas naturales para limpiar la piel seca


Si tienes el cutis seco, habrás comprobado que, debido a esa sequedad, es muy fácil que la piel se agriete y se deshidrate, dándole un aspecto mate que restará brillo a tu rostro. Por ello es muy importante elegir bien los productos de belleza que vas a utilizar si tienes este tipo de cutis. Dado que también suele ser muy sensible, puede irritarse con facilidad, por lo que te presentamos una serie de mascarillas naturales que puedes utilizar para limpiar el cutis seco.

Receta de violetas: Para prepararla necesitas media taza de leche y flores de violeta frescas o secas. Pon la leche al fuego y añade las flores de violeta, pero teniendo cuidado de que la leche no hierva y no se queme, ya que dejaría inservible la mezcla. Déjalo calentarse unos minutos y retíralo del fuego. Después deja reposar la mezcla durante dos horas y pasado ese tiempo cuélala. Una vez colada, aplícatela directamente sobre el rostro utilizando un algodón. Déjala actuar durante quince minutos y finalmente aclárate el rostro con agua fresca.

Esta receta está especialmente diseñada para la piel seca y sensible. Tras su aplicación notarás como tu piel queda limpia e hidratada, con un plus de suavidad.

Receta de yogur: Necesitarás media taza de yogur, dos cucharadas de hojas de menta y una cucharada de aceite de oliva. Comienza triturando las hojas de menta, para lo cual puedes ponerlas en un almirez. Cuando las hayas triturado, mézclalas con el yogur y con el aceite de oliva. Cuando la mezcla tenga una consistencia homogénea, aplícatela sobre el cuello y la cara mediante masajes suaves. Déjala actuar durante quince minutos y finalmente aclárate la piel del rostro, para lo cual debes comenzar utilizando agua tibia y finalizar con agua fresca.

Alimentos para combatir la piel seca


Sabemos que los agentes externos como el calor, el frío, el viento y otros pueden dañar nuestra piel y hacer que se resienta al estar expuesta a ellos, resecándose y perdiendo su brillo y elasticidad. Pero además el tipo de piel que tengamos también está conformado en gran parte por la herencia, y de ella dependerá que tengamos la piel normal, seca, mixta y grasa. Quizá la piel que más cuesta cuidar es la piel seca, ya que tiene mayor tendencia a deshidratarse, lo que se traduce en aparición de arrugas y en envejecimiento prematuro por falta de humedad en la piel.

Para combatir esto, existen una serie de alimentos que pueden ayudar a que la estructura de la piel mejore con el tiempo. Lo que comemos se refleja en nuestro aspecto, y dependiendo de nuestra dieta nuestra piel puede estar más o menos sana.

Lo más recomendable es consumir productos ricos en vitaminas A y E, que son necesarios para la salud de la piel. Entre ellos podemos citar las fresas, el aguacate, la zanahoria, los tomates, los lácteos el aceite de oliva y los frutos secos.

También es buena idea ayudar a nuestra piel con un zumo que puede combatir los signos de la piel seca. Para prepararlo utilizaremos 1 melocotón 3 fresas, medio plátano y agua o leche. Consúmelo inmediatamente después de hacerlo para aprovechar todas sus propiedades. Debes hacerlo tres veces por semana y es seguro que, al poco tiempo, notarás los resultados en la piel.

Como complemento a esta dieta «hidratante», no dejes de usar las cremas hidratantes o mascarillas naturales para los cutis secos, que harán que tu piel no se reseque nunca más.

Hidratantes naturales para la piel seca


La piel seca se deshidrata rápidamente, luciendo un aspecto cuarteado y sin brillo, al tiempo que pueden aparecer irritaciones y picores, ya que esta deshidratación también la desprotege. Para evitarlo y con ello retrasar el envejecimiento debemos aplicar hidratantes tanto en el rostro como en el cuello, sin olvidar el área alrededor de los ojos, ya que es muy delicada y necesita cuidados especiales, sobre todo en el caso del cutis seco. Para que logres mantener la hidratación y lucir una piel joven y saludable, te dejamos algunos remedios naturales para hidratar y aromatizar la piel del rostro:

Hidratante de nata: Para prepararlo necesitas 4 cucharadas de nata líquida, 1 yema de huevo y unas gotas de zumo limón. Una vez lo tengas todo, bate la nata líquida hasta que obtengas una consistencia espesa. Después añadele la yema de huevo y el zumo de limón hasta obtener una crema. Finalmente sólo tienes que palicarla por el rostro y el cuello, dejarla actuar durante veinte minutos y aclarar la piel con agua templada.

Hidratante de melocotón: Necesitarás una cucharada de cera natural de abeja, una pizca de bórax, 40 gotas de aceite de melocotón y 15 gotas de aceite de germen de trigo. En un bol mezcla todos los ingredientes y después caliéntal la mezcla al baño María hasta que se derrita. Después tritúralo todo con la batidora. Si te ha quedado una consistencia demasiado espesa, puedes añadir unas gotas de agua de rosas. Aplíca la mezcla durante veinte minutos y aclara la piel con agua tibia.

Hidratante de glicerina: Necesitas dos cucharadas de glicerina y 1 cucharada de miel. Mezcla la glicerina con la miel y aplícate la mezcla antes de acostarte, dándote suaves masajes para activar la circulación y ayudar a que se absorba mejor. Por la mañana, lávate la cara con agua tibia para retirar todos los restos y finalmente aclárate la cara con agua fresca.

Cuidados para la piel seca


Una piel suave al tacto confiere gran atractivo a cualquier mujer. Sin embargo, ya sea por la edad, los factores ambientales o nuestro tipo de piel, nuestra piel se puede ir volviendo más y más seca, lo que provoca irritación, picores, desescamación y otros problemas derivados de dicho tipo de piel.

Aquí te damos unos consejos para cuidar la piel seca, con los cuales la mantendrás siempre hidratada y nutrida y evitar que la aparición de arrugas prematuramente:

– Cuando te duches, procura hacerlo con agua templada, ya que el agua caliente irrita y reseca la piel. Si, por ser invierno, no tienes más remedio que ducharte con agua caliente, termina la ducha con agua templada.

– Aplícate aceite de bebé inmediatamente después de la ducha o el baño, cuando la piel aún está húmeda, para que se absorba mejor y aumente su efecto hidratante.

– Aplícate mañana y noche crema hidratante en codos y rodillas, que son zonas especialmente afectadas por la sequedad de la piel. Si también sientes las plantas de los pies secas, aplica crema hidratante y ponte unos calcetines para que la crema se absorba mejor.

– Para la cara, puedes hacer una mascarilla de aguacate con unas gotas de aceite de oliva. Extiendes la mezcla sobre la cara y la mantienes durante diez minutos, después de los cuales tu cutis aparecerá hidratado y brillante.

– Para hidratar el cuerpo puedes utilizar un remedio casero que consiste en mezclar un yogur con miel y fresas trituradas. Extiende la mezcla sobre el cuerpo durante diez minutos y después retírala con agua tibia.

– Aparte del yogur, también podemos utilizar la nata para hidratar la piel. Mezcla una yema de huevo, algunas gotas de zumo de limón y cuatro cucharadas de nata líquida. Bátelo todo y aplícalo sobre la piel del rostro o del cuerpo. Déjala actuar unos veinte minutos y después retírala con agua templada.