Microdermabrasión para rejuvenecer

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Algunas personas tienen una piel perfecta, hermosa y sin una sola marca, aunque lo normal es que la mayoría tenga algún tipo de marca cicatrices en la cara. Naturalmente, cualquier persona quiere deshacerse de esas manchas e imperfecciones de su cara pero ¿cómo se puede conseguir? Existe un proceso llamado microdermoabrasión. Un tratamiento de microdermabrasión implica el uso de pequeños gránulos sobre la superficie de la piel que consiguen eliminar capas hasta que se puede ver una piel clara y sin manchas.

La microdermabrasión es utilizada para el tratamiento de una gran variedad de trastornos de la piel. Este tratamiento cosmético elimina la capa de la piel exterior mediante la eliminación de las células muertas. El procedimiento es indoloro y no invasivo y no requiere el uso de productos químicos agresivos. Los gránulos finos son los que se utilizan para masajear suavemente sobre la superficie de la piel para acabar con la piel dañada.

Una persona suele requerir varias sesiones, dependiendo de la gravedad de los daños. Los beneficios de la microdermoabrasión son variados. Por un lado, la “explosión” de óxidos ayuda en la liberación de colágeno y elastina en la piel, los cuales son responsables de la tensión de la misma. Por lo tanto se pueden retrasar los efectos del envejecimiento.

De esta forma se consigue que la piel no se hunda (arrugas) y que la tonificación se mantenga. Los movimientos circulares que se realizan cuando se pasa la máquina, reactivan la circulación sanguínea y por lo tanto la piel está mucho más saludable y más joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *