Piel radiante para empezar el año

cuidados piel
Tras las fiestas navideñas, el cuerpo suele pedir una tregua tras varias semanas de excesos. Y para compensarle por haberlo castigado con maquillajes festivos y días de excesos, nada mejor que cuidar una de las partes más importantes que a menudo descuidamos: la piel.

Hidratar, reparar y equilibrar van a ser las tres claves para conseguir lucir como nunca este inicio del año. Recuerda que cada tipo de piel requiere un cuidado específico. La piel seca requiere unas atenciones diferentes a la grasa, y tendremos que elegir los productos en función de las características de la piel.

La dermis está compuesta en un 70% de agua, y la epidermis en un 15%. Para hidratar bien la piel lo mejor es apostar por una buena crema de tratamiento facial de día y también de noche. Es precisamente durante las horas de sueño cuando la crema reparará los daños que ha sufrido la piel durante el día´

Además conviene hacer una exfoliación para eliminar impurezas y células muertas al menos una vez por semana. Conseguiremos una piel suave y limpia que recuperará todo su tono luminoso. No podemos olvidar tampoco los cuidados especiales que requieren las zonas más sensibles del rostro. El contorno de ojos o los labios tienen una piel más fina y frágil por lo que es recomendable utilizar productos específicos para estas zonas.

Atención a la alimentación

Piel alimentacion
Un factor fundamental para cuidar la piel es poner atención a la alimentación. Es recomendable incluir batidos, zumos, frutas y verduras en nuestra dieta para conseguir un plus de hidratación en la piel.

Además, también hay que poner atención a las causas externas que causan deshidratación en la piel. La contaminación, el tabaco o el estrés pueden perjudicar a nuestra piel. Es recomendable protegerse de los cambios bruscos de temperatura, tan propios del invierno. Tampoco hay que olvidarse de protegerse del sol. Incluso en invierno es recomendable aplicar crema con un filtro solar para evitar el envejecimiento cutáneo.

Por último, es fundamental limpiar la piel por las noches, incluso cuando no nos hemos maquillado durante el día. Lo ideal es apostar por una limpieza suave con desmaquillantes fisiológicos para no atacar la piel y conservar su equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *