Preparar la piel para una fiesta


Cuando vamos a una fiesta, una celebración o una cita importante nos gusta estar perfectas. Normalmente ponemos mucha atención en todo lo tocante al maquillaje, pero se nos olvida que para que nuestro maquillaje quede con un acabado casi profesional necesitamos primero preparar la piel para que luzca joven, fresca y luminosa.

Para ello lo mejor es hacer una buena exfoliación el día anterior de la cita o fiesta. No lo hagas el mismo día ya que tu piel puede irritarse un poco y el maquillaje quedaría deslucido. Si tienes oportunidad, lo mejor es aplicarte una mascarilla de arcilla, que te permitirá eliminar las células muertas de la piel al tiempo que hidrata y nutre el cutis.

Debes dejarla en el rostro hasta que se seque, por lo que debes disponer al menos de media hora para este ritual. Una vez que la retires aplica una crema hidratante.

El día de la fiesta debes comenzar limpiándote la piel como cualquier otro día para después aplicar un tónico con extracto de hierbas calmantes, como la manzanilla, que tonificará y calmará la piel del rostro, necesario tras la exfoliación del día anterior.

El siguiente paso es aplicar una crema hidratante, a ser posible con vitamina A y que sea apta para todo tipo de piel. De este modo hidratarás la piel, con lo que lucirá tersa y luminosa, y se difuminarán las pequeñas arruguitas que todas tenemos en el rostro.

Hayas dormido bien o no, seguramente aparezcan las sombras de las ojeras. Para evitarlas lo mejor es que apliques un gel descongestivo con vitamina E en el contorno de los ojos. Si por alguna razón no hubieras dormido bien, aplica unos algodones empapados en manzanilla para reducir las ojeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *