Protege las cicatrices del sol

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Llega la primavera, los días se hacen más largos y lo que más nos apetece es pasear tomando el sol que tanto hemos echado de menos durante el invierno. Esta práctica, que sin duda es beneficiosa para nuestro cuerpo, se puede convertir en un problema si, como resultado de alguna lesión u operación, tenemos alguna cicatriz, porque, aunque el sol tiene propiedades cicatrizantes y en un principio nos puede ayudar a mejorarlas, a la larga puede afear mucho su aspecto y hacer que se destaquen demasiado sobre nuestra piel, ya que, a la larga, el sol tiende a volverlas muy oscuras.

Para evitar esto, si tenemos alguna cicatriz reciente, siempre que salgamos al sol, aunque sólo sea a dar un paseo y por un rato, deberemos utilizar crema protectora con un factor 50 como mínimo, aunque si queremos despreocuparnos totalmente, lo mejor es utilizar una crema con bloqueo total, como las de los bebés o aquellas que tienen un factor de protección de 90. Nos la debemos aplicar antes de salir al sol y volver a aplicar la crema sobre la cicatriz cada dos horas, de forma que la protección sea total.

Si la cicatriz no es en la cara, la mejor forma de proteger la cicatriz es colocando un apósito sobre ella, de forma que el sol quede bloqueado. Esto es recomendable sobre todo para el momento en que las heridas comienzan a cicatrizar, pero aún no es posible aplicar crema sobre ellas.

Para paliar los efectos del sol, cuando volvamos a casa aplicaremos aceite de rosa mosqueta sobre las cicatrices, que nos ayudará a regenerar y reparar la piel. De este modo la hidrataremos y ayudaremos al proceso de cicatrización.

De todas formas, lo mejor es consultar con el dermatólogo, que será quien mejor nos puede aconsejar sobre la forma de proteger las cicatrices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *